Con desempate de Villaruel, se aprobó en general la Ley Bases.

Lo Último

Relaciones

La tribuna espera que Bordet y Frigerio se tiren con algo

De uno y otro lado ven que a nivel nacional crece la tensión entre los principales frentes, pero Entre Ríos aparece como un archipiélago de la paz. El efecto Carrió que repercutió en Kisser.

El viernes por la tarde llegó a las redacciones un comunicado de Rogelio Frigerio haciendo referencia a los escandalosos episodios en las islas del Delta donde a medida que pasan las horas arden hectáreas de humedales que costará más de 100 años recuperar.

El parte de prensa del prencadidato a gobernador de Juntos por el Cambio habló de la “ausencia del Estado”. En la crónica los únicos nombres propios que aparecen son con los que se reunió en Victoria. Además se hizo mención al jefe de Gabinete, Juan Manzur, a quien le presentó un pedido de informes sobre el asunto. Ningún entrerriano vinculado al oficialismo. Dos días antes, el intendente de Rosario, Pablo Javkin, le apuntó directamente a Gustavo Bordet: “Hay falta de definición política del gobierno de Entre Ríos. Necesitamos que la provincia se expida ante esta situación”, fue el reclamo del rosarino que si mencionó al mandatario entrerriano.

Cuando se habla del Estado, o de las fallas del sistema, se suele enjuagar las responsabilidades. ¿De quién es el problema? Del Estado. Del sistema. Respuestas similares se escuchan con frecuencia ante un femicidio.

El lunes el gobierno provincial entró en cólera contra el ministro de Medio Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, por el mismo asunto. No escatimó cuestionamientos al funcionario nacional.

Observadores de las principales coaliciones – que hace años redujeron sus actividades a observar – coinciden en la notable relación pública que mantiene el Gobernador y el más taquillero de los precandidatos de la oposición, como es Frigerio. No se dicen nada. No se mencionan.

Esto que incomoda a peronistas que esperan divertirse con el folclore de un proceso electoral empieza a incomodar en la vereda de enfrente. La pregunta de uno y otro lado se formula casi calcada: ¿Cómo es posible que los principales referentes de la escena política entrerriana, en un marco de tensión que crece a lo largo y ancho del país, no tenga la más mínima repercusión en la provincia?

El manual indica que a quienes tiene buena imagen no hay que maltrataros. Esto implicaría que Bordet no dispare contra Frigerio y viceversa.

Cuando Elisa Carrió le apuntó a Frigerio acusándolo de acordar con los peronistas, básicamente con gobernadores durante la gestión e Mauricio Macri, los fusibles que saltaron fueron en el seno de Juntos por el Cambio que salieron a defender a su candidato.

Las palabras de Carrió fueron leídas en el marco de la interna de Juntos como una maniobra que apunta a implementar un “purismo” en el frente opositor que estaría impulsando el propio Macri.

Este fin de semana, Raymundo Kisser apeló a dos cuestiones similares a Carrió: supuestos acuerdos políticos entre un oficialista y un opositor en torno a un hecho de corrupción.

Cerca de Frigerio dejaron trascender que el radical que juega con Pedro Galimberti será querellado. También se dijo que el ex ministro iba a hacer lo propio en su momento con Carrió.

Raro, el precandidato del PRO iría a la Justicia por lo que dicen en su coalición pero que también repiten algunos peronistas y difunden a través de sus teléfonos.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2024 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad