Lo Último

2023

Lauritto, un salvavidas eterno a mano

El dirigente de Concepción de Uruguay, nuevamente, en la conversa del círculo rojo peronista.

Una encuesta que preguntó por la figura de José Eduardo Lauritto como posible precandidato a gobernador –noticia que reveló la agencia APF– invita a hablar nuevamente del ex vicegobernador.

No existe, desde el 2003 a la fecha, una instancia electoral en la que en algún momento no sobrevuele el nombre del dirigente de Concepción del Uruguay. Es sintomático. Muchas veces desde su ciudad suelen ponerlo en la agenda. Una remera que diga “Uruguay merece estar en la formula”. Todo hasta que algún periodista lo engancha, le pregunta, y la respuesta que recibe es “no creo”, “no lo he pensado”, “aunque siempre estoy dispuesto en seguir trabajando para la provincia”. Los entrecomillados son ficticios, pero ilustran más o menos los conceptos que suele esgrimir.

Con liderazgo indiscutido en su terruño y el departamento, Lauritto sigue haciendo política de forma activa y su opinión vale. Incluso para Rogelio Frigerio, que lo ha ido a ver.

Paréntesis: un rumor lo pone como detractor de la candidatura de María Fernanda Erramuspe para el Superior Tribunal de Justicia (STJ). Eso habría enfriado esa posibilidad cierta de ser designada. De ser cierto, posiblemente el episodio esté enrolado en la interna del PJ con el dispositivo Sclezi, porque la vocal de la Cámara Contencioso Administrativo es esposa de Carlos. Aclaración: Erramuspe tiene condiciones sobradas para integrar el alto cuerpo.

Lo cierto es que es la primera vez que Lauritto encabeza un proceso pre electoral sin la opinión de alguien al que escuchaba permanentemente y respetaba como a nadie: Jorge Busti.

El ex gobernador fallecido lo ungió compañero de fórmula de Sergio Urribarri en 2007 luego de ser diputado nacional en 2005. Urribarri recurrió al uruguayense en varias oportunidades con el objetivo de que traccione votos. En 2011 encabezó la lista de diputados (luego lo bajaron y le dieron el inexistente Ministerio de Educación) y en 2013 volvió a encabezar la lista de diputados nacionales, pero tampoco asumió la banca. En 2015 volvió a la Municipalidad, la que había gobernado en el período 1999-2003. Concepción del Uruguay fue la primera ciudad del país en padecer los saqueos en plena crisis según registran algunos trabajos académicos.

Los encuestadores aseguran que Lauritto tiene siempre una buena imagen. Esto es entre quienes lo conocen, claro. Supo tener un considerable conocimiento en la provincia por la cantidad de campañas provinciales que transitó, pero ese capital se suele escurrir con el tiempo.

Con prosapia tribunalicia por haber sido juez federal; y buena recepción en el mundo del deporte, el nombre del ex vicegobernador es una llama que parece nunca apagarse y al que mucho peronista le suena atractiva cuando piensa en un salvavidas. Lauritto dirá que no le ofrecieron nada y que, “por ahora”, no está en sus planes.

En el último tiempo repitió en algunos ámbitos que la última bala que le queda al peronismo es que los principales referentes territoriales vuelvan al terruño. Se incluye. Es decir que podría llegar a encabezar una propuesta municipal para, desde abajo, sumar votos a la boleta provincial.

En Concepción del Uruguay, una mayoría abrumadora de la dirigencia lo propone para lo que sea. En los trabajos de opinión pública que encarga el oficialismo no está. Pero en el seno del oficialismo en lo único que hay coincidencia es en que nada está definido.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad