Lo Último

Elecciones 2023

Matemáticas peronistas

El Gobernador y su hombre de confianza tuvieron un encuentro institucional (que no debería ilustrarse con la foto de esta nota). Los posibles escenarios, atados al día día que todo lo cambia desde el seno del oficialismo.

Gustavo Bordet pasó por el despacho de Edgardo Kueider. El objetivo institucional del encuentro fue para abordar un proyecto de ley que establezca una tarifa eléctrica diferencial para Entre Ríos y provincias generadoras de energía. El senador viene de negarse a firmar el dictamen del Presupuesto 2023 precisamente porque el texto discrimina a la provincia como parte de la zona cálida a la que se beneficiará con el precio de ese servicio. Kueider había presentado una iniciativa en su momento como “complemento” o “respuesta” a lo que proponía Máximo Kirchner para la zona fría, entre otras, Santa Cruz.

La visita del Gobernador fue también para empezar a definir el panorama electoral, que no solo implica cuándo se votará en Entre Ríos, sino cómo. La propuesta de Boleta Única Papel (BUP) no es una bomba de humo para dormir a la muchachada que quiere tener algo de qué hablar. Como publicó Página Política, Bordet mandó a sondear a la oposición.

El beneficiario de ese sistema, de marcar con una cruz al candidato o candidata, no está claro. Lecturas rápidas en el oficialismo aseguran que podría favorecer a Rogelio Frigerio, primero en las taquillas, pero también a intendentes peronistas. El otro favorecido podría ser Bordet en la categoría de diputados si es que encabeza  esa lista.

Si como dice Emiliano Gómez Tutau, Frigerio hace bordetismo y el Gobernador puede trasladar su buena imagen a votos, se podría dar un escenario inquietante: que con la boleta única Frigerio sea electo gobernador y la lista del Frente de Todos saque más votos que la de Juntos por el Cambio. La Constitución de Entre Ríos incurrió en una mala redacción en la conocida cláusula de gobernabilidad que implica que el gobernador se lleva la mayoría en la Cámara de Diputados. Es lo que ocurrió en Santa Fe cuando Omar Perotti debió gobernar con el socialista Miguel Lifschitz al frente de la cámara baja. La interpretación, en el plano político, ya se hizo. Falta saber qué dice el Poder Judicial.

El adelantamiento de las elecciones es el punto que más expectativa genera. Esa decisión está atada a la posibilidad del oficialismo de ganar la elección.  Para qué jugarse a tener que gobernar medio año con una derrota encima. Sería insólito. La pregunta entonces es cómo está el cuadro de situación en Entre Ríos.

En el oficialismo se esperanzan con el crecimiento en sus encuestas de 12 puntos en la imagen de Bordet en los últimos dos meses cuando no sucedió nada para que eso ocurriera. La remontada se adjudica a un mejoramiento, aunque leve, del Frente de Todos en general. Alberto Fernández creció por encima de Sergio Massa, y éste por encima de Cristina Kirchner. El domingo el periodista Pablo Ibañez de Diario Ar publicó trabajos sobre este proceso. Esa dinámica se debe a lo que sería “la estabilización” de la macro, aunque la inflación no dé respiro. Un alivio en este punto en los próximos meses entusiasma a los oficialistas. El otro dato es que Juntos por el Cambio se amesetó. E incluso en algunos trabajos tuvo una breve caída. Si hay que ponerle nombre y apellido sería Rogelio Frigerio, a quienes los trabajos de opinión pública que llegan a Casa de Gobierno dan como ganador claro en una interna en el frente.

Si la decisión, entonces, se debería tomar hoy, en el Gobierno no ven un triunfo, por lo que no adelantarían. Esto no implica que se vote en octubre con las nacionales. Si se reforma la ley electoral en el punto de la boleta, bien se puede hacer en las fechas. La ley vigente fija abril para las PASO y junio para la general.

El proyecto para eliminar las internas prácticamente se cayó, por lo tanto esa instancia quedará vigente a nivel nacional y, por ende, a nivel provincial.

Votar en octubre contaría, hasta ahora, con la boleta de Javier Milei en los cuartos oscuros de las escuelas entrerrianas. El peronismo lo tiene en 18 puntos de intención de voto. Según sus cuentas, otras terceras fuerzas se llevarían 8 puntos, lo que implicaría que los dos principales frentes se repartan el 74 por ciento del electorado, que dividido dos da 37. El oficialismo, sin candidato, tiene hoy 34 según dicen algunos trabajos que manejan.

El sistema de lemas, en la cabeza de Bordet sería un disparate para quienes dicen descifrar al Gobernador. Se desconoce quién lo conoce en profundidad. El debate sobre la BUP sorprendió. El dinamismo de la política cambia permanentemente los escenarios. Mientras tanto al mandatario se lo interpreta.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad