Lo Último

Radicalismo

Pamberger: “En la UCR hay mucha resistencia a hablar de paridad”

La Vicepresidenta 1ª del Comité Provincial fue parte de un encuentro de mujeres de Entre Ríos Cambia. La viceintendenta de Ramírez describe “la necesidad de contar” que tienen muchas militantes con fuerte inserción territorial. Esa realidad contrasta con el escaso interés partidario por la participación femenina que sucederá de todos modos por la ley de paridad.
Luz Alcain
Por: Luz Alcain
@luzalcain

Es la mujer en cargo partidario más alto en la UCR entrerriana, como Vicepresidenta 1ª del Comité provincial. Se llama Flavia Pamberger, tiene 43 años, dos hijas, y es viceintendenta de Ramírez.

Está allí, segunda en el Comité provincial, merced a un acuerdo entre distintos grupos internos que confluyeron en lista de consenso. La Corriente Arturo Illía puso a Jorge Monge al frente del partido; y el “grupo de los intendentes” hoy denominado Entre Ríos Cambia la ubicó a ella en segundo término.

Podría apostarse sin riesgos que ella no hubiera sido la representante de su espacio si la Ley de Paridad no imponía la distribución de cargos, uno a uno, varones y mujeres, en la conducción.

No porque no lo mereciera, con toda una historia de militancia desde los 16, con el título de abogada, con una gestión reconocida al frente del Concejo Deliberante de su ciudad. Pero desde el 83 a la fecha no habían llegado mujeres a ese puesto, menos aún a la Presidencia, lo que de por sí explica la necesidad de apuntalar por ley a la paridad en política.

 

Contar

Hace unos días, desde la agrupación que integra, Entre Ríos Cambia, que lideran el diputado Pedro Galimberti y el intendente Darío Schneider, se promovió un encuentro de militantes mujeres.

Los varones se pusieron en primera fila para la foto pero antes que eso sucediera, hubo largas charlas entre mujeres radicales con inserción en distintas reparticiones públicas, en organizaciones políticas y sociales.

“Buscamos como disparador cuatro o cinco experiencias de las mujeres en gestión, resaltando el trabajo que se hace y no sólo en temáticas de género que es un poco donde te encasillan”, contó Pamberger que tuvo como aliada, en la promoción del encuentro, a la concejala de Crespo, Elina Ruda.

“Cada una contó resumidamente su experiencia. Salió el tema de la ley de paridad. Hay muchas chicas que no tienen muy en claro cómo es; hay varones que yo no sé si no lo tienen claro o no le prestan atención pero no tienen presente que habrá que cumplir la ley”, dijo la dirigente que entiende que “va a ser duro, sobre todo en los cargos más importantes, en la integración de las fórmulas”.

Dijo que en su espacio interno surgió como objetivo “visibilizarnos, contar lo que hace cada una, porque hay muchas mujeres con una trayectoria enorme en instituciones, en educación, en salud. Queremos que se vea a esas radicales Somos muchas, a lo largo y ancho de la provincia, y decimos ‘acá estamos”.

Considera que “todavía falta para que seamos las mujeres las que vayamos teniendo definiciones, decidiendo quienes nos van a representar”. Sin embargo, entiende que “no va a ser tan fácil poner a las mujeres con el dedo, esta o aquella. Esa actitud va a recibir muchos cuestionamientos”.

Por el momento, no hay una organización aceitada de las mujeres que hacen política para protagonizar el proceso que se avecina. Ni a nivel transpartidario, ni puertas adentro de la UCR. Para Flavia sucede que la dinámica de la militancia “depende mucho de los grupos internos, los movimientos que se van dando que han impedido por ahora que hablemos de paridad con correligionarias con las que coincidimos en muchos temas pero somos de grupos distintos”.

Puertas adentro de Entre Ríos Cambia, fue buena la experiencia. “Hubo gente que participaba por primera vez. Se nota una gran necesidad de hablar. Todas hablaron. Mucha necesidad de contar lo que se hace, lo que vivimos día a día las mujeres en el ámbito laboral, en torno a las tareas de cuidado, en la política”. “Festejamos por eso, porque se dio un ámbito de confianza para que se hable de todo esto”, dijo a modo de balance.

La paridad, que terminará por plasmar su vigencia en los armados para 2023, impone una distribución igualitaria de cargos -un varón, una mujer- para las fórmulas provinciales y municipales; para las listas de diputados provinciales; para las de los Concejos Deliberantes; para la integración de los gabinetes; y para las propuestas de senador departamental. También supone paridad al frente de los partidos políticos, los colegios profesionales, las organizaciones sociales con personería en la provincia.

Una puerta

Pamberger fue parte de la fórmula de la Alianza Ramirense – Cambiemos cuando Gustavo Vergara buscada su segunda gestión al frente del municipio. El Intendente milita en el Movimiento Social Entrerriano (MSE) y fue uno de los fundadores del Nuevo Espacio en su ciudad.

Tras una historia larga de gestiones peronistas, asociadas con el apellido Kramer, Vergara llegó a la gestión municipal en 2015, con la ola del triunfo de Cambiemos en todo el país. Pamberger fue entonces Secretaria de Relaciones con la Comunidad, un área nueva prevista en la orgánica municipal. Ya para el segundo mandato, en 2019, la mujer representó a la UCR completando la fórmula para la reelección.

De familia radical, milita desde los 16 años en el partido. A los 18 se casó con Walter Lauphan, también radical. “Nos pusimos de novios en el Comité. Walter se fue a estudiar Sociología a Buenos Aires. Y yo siguiéndolo un poco elegí la UBA para estudiar Derecho”.

No tuvieron oportunidad de transitar por la militancia universitaria de Franja Morada. “No teníamos tiempo, mucho trabajo y a la vez estudiábamos. Es muy caro vivir en Buenos Aires”, resumió el impedimento. Con los títulos en mano, volvieron a Ramírez y a la militancia. Ella abrió su estudio, él inició su carrera como docente universitario en UNER y en Uader. Lauphan también está abocado a la gestión municipal, como subsecretario de Políticas Culturales.

Ante la consulta de Página Política, Pamberger duda, no tiene claro que sea la primera vez que una mujer llegue al puesto que hoy ocupa en la conducción partidaria. Pide unos minutos, hace unas consultas, repasa nombres, descarta períodos. Y si, es la primera vez desde 1983. Porque la Ley de Paridad abrió esa puerta que ahora está allí para otras militantes de su partido.

Planea un nuevo encuentro de las mujeres de su grupo. “Estamos viendo de ir más al punto, ver si hay mujeres a las que les interesa, concretamente, ser candidatas. Queremos ver si podemos armar alguna capacitación, facilitar algunas herramientas de comunicación y marketing para que puedan afianzar su aspiración”, contó.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad