Lo Último

Justicia y política

¿Qué hay de cierto sobre Susana y la Corte? 

La vocal del STJ se entusiasma con ocupar una vacante en la Corte Suprema. Su único capital: la cuestión de género. Una novela que se repite. La historia de la foto con Menem y Karina Milei. Una pastillita: las visitas de Lijo a la comarca. 

Susana Medina está otra vez en campaña. En su propia campaña. Una publicación en el sitio La Política On Line puso a la vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ) como candidata para la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Su principal capital es ser mujer, que viene como anillo al dedo para la entrerriana que ha hecho de su condición de género una plataforma ideal para venderse. Su prepotencia marketinera la convirtió en presidenta de la Asociación Internacional de Mujeres Juezas y candidata al máximo órgano judicial del país años atrás . 

En su despacho tiene a modo de guía una imagen de Carmen Argibay. Raro, porque Medina proviene del Opus Dei, una corriente eclesiástica que se para en las antípodas del ordenamiento jurídico e ideológico de la gran jurista argentina que la acompaña en sus jornadas de trabajo. 

En la publicación de este sábado, la doctora aparece en una foto escoltada por el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem; y la funcionaria más importante del gobierno nacional, Karina Milei; a quien el Presidente llama “el jefe”. La imagen es de diciembre y fue sacada a instancias de un entrerriano del oficialismo que prefiere el anonimato. Por otro lado, Medina conoce a Eduardo Eurnekian, el empresario que promovió a Milei en la política pero ahora está distanciado del Presidente. Por lo tanto su amigo, de quien ha participado de su cumpleaños, no puede darle una mano.

La vocal sería la carta de la equidad de género ante la propuesta gubernamental de Ariel Lijo y Manuel García-Mansilla. El periodista de Clarín, Santiago Fioriti, señaló a Medina como candidata, pero dio por descartada su promoción porque en el Gobierno jamás la cuestión de género les movería el amperímetro. El 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, Milei le cambió el nombre al salón de las mujeres de Casa Rosada. ¿Qué dirá Susana? Nota al pie: el gobierno nacional anunció la implementación del sistema acusatorio en todo el país, presenta dos candidatos para la Corte, pero no hace nada sobre el Procurador General de la Nación, cargo que Eduardo Casal usufructúa de manera interna hace 10 años. Como todo lo institucional en el gobierno libertario, suena a disparate. 

Según reconstruyó Página Política, Medina está hace un tiempo abriendo o buscando puentes para ser candidata. En Buenos Aires y en la provincia, pero las posibilidades son escasas.  

La jueza entrerriana se ha manejado hábilmente con la prensa. Desde su plataforma feminista se convirtió en estrella de Infobae. De hecho le ha concedido entrevistas que ha negado a medios entrerrianos. La última referencia fue el 2 de diciembre pasado, cuando la Asociación Internacional de Mujeres Juezas celebró su 30° aniversario. En la primera línea, debajo del título, la publicación hace referencia a la invitación especial al flamante gobernador a una semana de asumir sus funciones: Rogelio Frigerio. 

La nota de La Política On Line, sin firma, supone que la inscripción de Medina en la nómina debería también encuadrarse en el proceso por el cual falló en favor de la candidatura de Mauricio Davico para la Municipalidad de Gualeguaychú, tema que en este medio se desarrolló con intensidad. 

Gauchada o no, Medina juega con el poder de turno, siempre. Siendo jueza de instrucción se convirtió en vocal. No se le conocía carrera jurídica. Su nombre había trascendido cuando sobreseyó a quienes estaban procesados en la causa conocida como “caja de alimentos” durante el gobierno de Jorge Busti, quien la ascendió al máximo tribunal.

Los trabajadores de El Diario tienen presente a la doctora Medina por haber cambiado el voto en la causa por la cual se discutía la aplicación del convenio colectivo de trabajo 541 homologado por las autoridades competentes.   

Medina iba a votar en contra de los periodistas, pero la movilización que llevaron adelante los trabajadores de prensa, que contó con otros colectivos, le hizo cambiar de opinión. Esta experiencia se está volviendo a leer, mientras el juez Angel Moia, que hace dos años tiene embargado bienes de la Sociedad Anónima de Entre Ríos, editora del matutino, no ejecuta sentencias firmes que la llevan en algunos casos dos años. Los empresarios felices, licúan los montos de las sentencias a través de la tasa del Banco Nación que corre por debajo de la inflación.  

El que no se discute, pese a todo lo que se ha publicado en su contra, parecería ser el nombre de Lijo. El polémico juez federal suele ser visitante de estas pampas, atraído por la pesca y por colegas que nacieron en Entre Ríos, cada tanto navega por el río Paraná en busca de alguna presa.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2024 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad