Lo Último

Elecciones 2021

¿Qué sumó Frigerio a la ola amarilla?

Es una pregunta que se hacen en la interna de Juntos por Entre Ríos. Con la vista en 2023, algunos le bajan el precio a un triunfo electoral que, suponen, podría haber protagonizado cualquier candidato beneficiado por la ola amarilla nacional y el derrumbe electoral del peronismo.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

La ola amarilla nacional o, si se prefiere, el retroceso electoral del peronismo en todo el país –con derrotas impensadas en provincias propias como Santa Cruz, La Pampa, Chaco– viene de algún modo a restarle méritos al triunfo de Rogelio Frigerio en Entre Ríos.

Eso interpretan, al menos, algunos dirigentes dentro de la interna de Juntos por Entre Ríos que se empieza a jugar ya mismo, de cara a 2023: Frigerio terminó ligando votos, como el candidato más conocido, el más útil para castigar a un gobierno que le tocó gestionar en pandemia y corrió la suerte de todos los gobiernos del mundo. En el caso argentino, con el agravante de haber heredado un fracaso económico como el de Mauricio Macri y de haberse dado efectivos tiros en el pie como el vacunatorio vip y la fiesta de cumpleaños en Olivos, símbolos de privilegios del poder que irritan particularmente cuando la plata no alcanza. Y los de estos días son los peores indicadores económicos de las últimas cuatro elecciones.

Del resultado de las primarias en Entre Ríos ¿Cuánto es mérito de Frigerio y cuánto del contexto? Con el diario del lunes, que muestra la enorme ola amarilla pintando la mayoría del mapa nacional, algunos afirman que JxER ganaba con cualquier candidato. Suena razonable. Pero ¿por 22 puntos de diferencia con el peronismo?

¿Cuánto es lo que le sumó Frigerio a un triunfo que con cualquier candidato de la primera línea opositora muy probablemente hubiese ocurrido? ¿Cuánto, si se mira un mapa nacional con provincias históricamente peronistas pintadas de amarillo y se toma en cuenta que en Entre Ríos venía ganando Macri en cada elección de cargos nacionales desde 2015?

Además de los beneficios que supone para JxER ser el más poderoso instrumento del voto castigo, también favoreció a Frigerio haber enfrentado una interna, que como candidato favorito no le representaba un riesgo y terminó sumando atracción al voto por la coalición opositora, mientras en el Frente de Todos, con lista única, el elector no tenía nada para decidir. Se verá en noviembre si todo ese voto se contiene. Por lo pronto, ayuda que sus adversarios hayan alcanzado la minoría y se integren a la lista.

Los números de esta elección se pueden explicar sintéticamente con un dato: el peronismo perdió votos. Como lo justifica la siguiente nota:

Conocedores del paño radical, afirman que Pedro Galimberti no recibió el voto que no fue al peronismo en este turno electoral. Leen, en cambio, que una parte de ese voto fue a Frigerio.

 

Compañero Rogelio

El líder del PRO dejó en claro desde un principio su voluntad de reformular el frente opositor entrerriano con un fuerte componente peronista. Entiende que sin el aporte del peronismo es difícil llegar al gobierno provincial y después gobernar; que no alcanza con la débil pata peronista que ya tiene Cambiemos (Juan Domingo Zacarías) o el apoyo de veteranos del peronismo no kirchnerista, como Mario Moine, Luis Leissa, Emilio Martínez Garbino y Augusto Alasino.

Tres semanas antes de las elecciones, Página Política publicó lo que pensaban al respecto en el equipo de campaña de Frigerio: que están dadas las condiciones para sumar apoyos del peronismo moderado. Porque ven que buena parte de la dirigencia del PJ “está cansada del clan peronista, de tipos que se han aburguesado y se han pasado la posta sin hacer ninguna transformación de fondo en la provincia. Muchos militantes y dirigentes se sienten mal pagos por el peronismo. Están cansados de las mismas familias manejando todo”, describía un dirigente cercano a Frigerio.

Su cuidado por no aparecer como gorila, a pesar de pertenecer a un espacio político con un fuerte componente antiperonista; su decisión de construir para 2023 con el peronismo, puede ser el gran plus de Frigerio, que no hubiera aportado otro candidato dentro de Juntos por Entre Ríos.

La pregunta es si ese voto peronista desencantado, enojado, que en alguna parte ya fue a Frigerio este domingo, puede encontrar un cauce más sólido para para 2023 ¿Va a dejar el Frente de Todos que eso ocurra?

Se supone que para 2023, cuando se juegue el gobierno provincial y los de cada ciudad y pueblo de Entre Ríos, la maquinaria de poder del peronismo –que no se vio en esta elección– se activará. Es lo que viene pasando en los últimos turnos electorales, con un fuerte contraste entre las elecciones intermedias de cargos nacionales y las generales de cargos provinciales y nacionales. En el medio, claro, el Frente de Todos tendrá que gobernar. Distinto.

 

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad