Lo Último

Perfil

Un halcón sobrevuela Paraná

Con fuertes lazos con la Iglesia Católica, Acosta dispara duro desde su Twitter. De familia radical, la diputada quiere ser intendenta y se asoció a un sector de la UCR. Sus inicios en la política los dividió entre Paraná y el AMBA.

Rosario Ayelén Acosta se ha convertido en un personaje en los últimos días. Su posicionamiento ante el intento de magnicidio de la vicepresidenta Cristina Kirchner la ubicó en estado de anomalía con sus pares. No de su coalición, sino de la política en general.

La diputada provincial del PRO no firmó el repudió que hizo todo el arco político en el cuerpo legislativo que integra. ¿El motivo?  El discurso presidencial, donde en una parte Alberto Fernández “responsabilizó a la oposición y periodistas”. Juntos por el Cambio acompañó la resolución conjunta en el Congreso de la Nación, aunque el PRO se retiró del recinto el día que se trató.

Quien fue más contundente fue su marido, Walter Klix, quien se muestra como “armador” de su esposa. Una especie de representante.

Klix acudió a sus redes sociales para decir que lo que pasó en la esquina de Juncal y Uruguay, el jueves pasado, era “un circo” y que la fuerza que integra se estaba comprando “un buzón” del oficialismo.

El próximo paso lo dio Acosta al retuitear a Amalia Granata cuando solicitó que “suelten al perejil”, en referencia al autor del atentado, Fernando Andrés Sabag Montiel.

Acosta nació en Paraná el 6 de mayo de 1988. Sus estudios primarios y secundarios lo hizo en la escuela privada N°129 ‘‘San Francisco de Borja’’ y el Instituto ‘‘Cristo Redentor”. Allí se sumó a la Acción Católica y al grupo de misioneros TAU. Sus lazos con la Iglesia son fuertes. Al punto que fue monaguilla. Todo ese recorrido la va a marcar en el futuro.

Estudió abogacía en la Universidad Católica Argentina (UCA), subsede Paraná, pero no se recibió.

La política la respiró en su casa. De familia radical, tanto la madre Roxana Garcilazo como la abuela Elsa Labat militaron en el espacio de los Varisco: Movimiento Unidad Radical (MUR). Elsa, incluso, fue funcionaria de Sergio Montiel.

Acosta se incorporó al PRO en los inicios. Formó parte de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires como asesora del legislador Avelino Tamargo. Corrían los años 2008 y 2009.

Sin embargo ya había probado la política entrerriana en 2007, cuando acompañó a Agustín Addy, el primer candidato a gobernador que tuvo el PRO en Entre Ríos.

Entre 2011 Y 2015 trabajó con Jorge Macri cuando era intendente de Vicente López, en provincia de Buenos Aires. Ese último año se casó con Klix, con quien tiene una hija. También ese año fue electa diputada provincial por primera vez.

Enrolada en el sector de Patricia Bullrich, a quien su marido le prestó servicios en el Ministerio de Seguridad de la Nación, Acosta despliega una agenda dura. Como acostumbran a enunciar los halcones de la coalición opositora. Impulsó en la Cámara de Diputados la creación de la Comisión de Seguridad, que ahora preside.

Durante su primera gestión en la Legislatura le puso la firma a un proyecto para exigirle al Poder Ejecutivo la derogación del Protocolo Nacional de Actuación ante el Aborto No Punible. Luego se expresó en contra de la ley que protege la interrupción voluntaria del embarazo. Tiene un costado femenino en su labor parlamentaria. Ha presentado proyectos vinculados a la mujer y la salud, como la gratuidad para la gestión menstrual.

En 2019, cuando se puso en debate la edad de imputabilidad, Acosta se inclinó por bajarla.

La legisladora de 34 años quiere ser intendenta de Paraná y hace varios meses lo explicitó en la esfera pública a través de campañas gráficas. En la vereda de enfrente, en el plano de la interna del PRO, tiene al ex concejal Emanuel Gainza, con quien disputó la conducción partidaria en la ciudad luego de transitar varios años juntos desde la épocas de la Juventud partidaria.

Su alianza con el radicalismo es, en buena parte, con el espacio Evolución que fundó Martín Lousteau. El nombre de Leandro Brasesco aparece como la otra pata de la fórmula para el sector que aún no definió quien encabezará el binomio de cara a las elecciones del 2023.

Asidua retuitera de Bullrich, Acosta apuesta a la candidatura de Rogelio Frigerio y se declara admiradora número uno de Mauricio Macri.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad