Lo Último

Interna radical

El viejo MUR no se rinde   

El ex intendente Sergio Varisco sigue activo en la rosca. Su espacio quiere dar la pelea por el Comité Capital. En qué anda su histórica agrupación.

El Movimiento de Unidad Radical (MUR) es el histórico espacio que tuvo como figura central a Sergio Varisco. Antes lo fue de su padre Humberto. Con anclaje en Paraná y pese a desmembramientos en torno al ex intendente, la vieja escudería se prepara para incidir en el proceso electoral que viene.

Roberto Sabbioni, una figura visible durante la última gestión, mudó su Frente Radical Independiente (FRI) a la alianza Acuerdo Paraná que integran el naciente Evolución Radical (enrolados en el espacio de Martín Lousteau) y el montielismo de la Línea Radical Entre Ríos (Lirer). Este tridente anunció también que quiere conducir el Comité Capital.

Quien supo ser secretario privado del ex intendente en la gestión anterior, Ricardo Gutiérrez, anunció la creación de la agrupación “Base Radical 2023”.

El varisquismo ocupa lugares institucionales y desde allí pretende influir en la interna radical del 18 de abril y sentarse a la mesa cuando se discutan las listas para las legislativas. Como a todos los radicales, los inquieta la decisión de Rogelio Frigerio de anotarse para la que viene y el 2023.

La retirada de la escena de Varisco fue el mismo 10 de diciembre cuando dejó su segundo mandato. Lo hizo con una condena a seis años y medio de prisión por narcotráfico en la espalda y una gestión que estuvo desde el segundo año en el ojo de la tormenta. Por errores propios y un contexto interno en Juntos por el Cambio que le soltó la mano.

Mientras sus abogados siguen batallando en los tribunales, ahora en la Corte Suprema de Justicia, el ex jefe comunal publicó el año pasado el libro “Mi defensa”, hasta ahora en PDF, en el que cuestiona el proceso judicial y denuncia una persecución política por parte de miembros del gobierno nacional de Mauricio Macri.

Su tropa se dispersó. Walter Rolandelli y Francisco Avero tributan al armado de Emanuel Gainza, mientras que al diputado provincial Eduardo Solari no se le ha escuchado defender a quien era su jefe en la gestión anterior en la Municipalidad. En Diputados su hija Lucía es la única referencia.

Varisco, mientras tanto, cumple con su condena domiciliaria en la quinta de su familia donde recibe a dirigentes y rosquea de cara a las elecciones partidarias  con pretensiones de que su espacio presida el Comité Capital. O por lo menos ser parte de la conducción. Un dirigente del viejo MUR ilustró ante Página Política el cuadro de situación según su parecer: “Se han formado varios grupitos, es cierto, pero son dirigentes sin dirigidos. Los únicos que tienen estructura para una interna son Sergio y Fabián Rogel”. Se jactó de que el varisquismo “maneja” 14 de las 18 seccionales de la ciudad, a excepción de la 6º, 8º, 14º y 18º.

En el MUR aseguran que pese a los inconvenientes de salud que arrastra desde hace dos años cuando estuvo internado en Buenos Aires, no se apartó de la vida política.

Las conversaciones en el MUR también incumben a otros espacios internos con perspectiva provincial. “Falta mucho”, dijo a este medio otro consultado.

Varisco no aparecerá en ninguna lista, claro está, pero las riendas de su  tropa aún las conserva.

 

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad