Lo Último

Interna

Frigerio promete no bendecir a nadie

Es lo que viene diciendo en toda la provincia a los dirigentes con aspiraciones para las intendencias. Hará campaña con todos los que le pidan. Parece que ya no habrá listas “oficiales”, una tradición en las internas de Cambiemos. Por lo pronto, Frigerio tampoco da señales de alinearse con un candidato a presidente. Aspira a sumar por abajo y por arriba.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

En las primeras recorridas de campaña de este año, Rogelio Frigerio se mueve como lo que es: el dirigente de la oposición mejor posicionado para suceder al gobernador Gustavo Bordet en 2023.

Desde ese lugar, en el que lo dejó el contundente triunfo electoral del año pasado, el diputado nacional habla con todos. Y a todos promete lo mismo: apoyo y garantías de igualdad de competencia en la interna de Juntos por Entre Ríos.

En Paraná, dialogó la semana anterior con los distintos sectores interesados en ocupar la candidatura a la intendencia de Juntos. Les dijo que no va a bendecir a nadie, que va a acompañar a todos los que quieran jugar. El ex ministro de Mauricio Macri considera que unas PASO con reglas de juego que aseguren igualdad de condiciones es lo mejor para sumar y contener dentro del frente opositor.

A diferencia de lo que ha sido una constante en Cambiemos desde su nacimiento en 2015, esta vez parece que no habrá lista “oficial” y que no se impedirá ningún pegado de boleta. La voluntad, aseguran todos los que hablaron con Frigerio, es permitir que todo el mundo participe.

 

Para arriba

La idea no sólo es sumar por abajo, con los cargos locales. También por arriba. Aunque mantiene su afinidad con el jefe del gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, Frigerio no da señales, por ahora, de embanderarse con un precandidato a la presidencia de la Nación dentro de la interna de Juntos.

Una muestra de ello es la buena relación que sostiene con Patricia Bullrich, la principal exponente electoral de los halcones en el frente opositor, a quien acompañó este fin de semana en los carnavales de Gualeguaychú.

Frigerio busca ampliar todo lo posible la herramienta electoral con la que pretende llegar a la Casa de Gobierno de Entre Ríos. Lo cree necesario no sólo para ganarle a un peronismo que se hace fuerte en elecciones provinciales sino, sobre todo, para gobernar con una plafón político más amplio que el que ha venido expresando Cambiemos en Entre Ríos. Se trata de un concepto que viene repitiendo desde el inicio mismo de todo este proceso, allá por febrero de 2021, cuando con vista a las alecciones legislativas inició un recorrido del territorio provincial que ahora retoma y repite, con destino a 2023.

En Juntos por Entre Ríos desearían que las elecciones del año que viene fueran unificadas; que se plebiscite al gobierno nacional y a un contexto económico que, presumen, será aún más adverso por el ajuste que impondrá el acuerdo con el FMI. Desde 2015, Cambiemos viene ganando en Entre Ríos para cargos nacionales.

Pero suponen que Bordet adelantará las elecciones provinciales para no beneficiarlos. Por eso que la campaña ya empezó. No sólo con las recorridas del candidato, también con los armados territoriales, los diseños de estrategias para las primarias y la general y la conformación de equipos para la elaboración de programas de gobierno.

Frigerio no se alineará –al menos por ahora– con un precandidato a presidente. Y es posible que los precandidatos a presidente de Juntos hagan lo mismo con los precandidatos a gobernador de Entre Ríos. En el primer hecho político importante del año para la UCR, el campamento de la Juventud Radical en Villa Urquiza, Gerardo Morales no dijo con todas las letras que apoyará exclusivamente a un candidato radical en Entre Ríos.

 

La interna

Frigerio no tendrá un precandidato a intendente propio en cada ciudad. Eso le permitirá sumar matices para afrontar una interna por la candidatura a gobernador que este año empezará a jugar su segundo tiempo. En el primero, 2021, la relación fue de 70 a 30 por ciento. Y los que están con Frigerio aseguran que esa proporción se agrandó tras el triunfo electoral de noviembre. Dicen que el pase de radicales se acentuó.

Será central para esa interna la definición del postulante a gobernador que enfrentará a Frigerio. Los candidatos radicales de Entre Ríos Cambia son el diputado nacional Pedro Galimberti y el intendente de Crespo, Darío Schneider.

Galimberti ha demostrado vocación de poder y liderazgo. Esas condiciones personales lo llevaron a encabezar la propuesta de la interna en 2021 y a integrarse por la minoría a la lista que encabezó Frigerio en noviembre. Habrá que ver cómo el ex intendente de Chajarí aprovecha su arribo al Congreso de la Nación para establecer el vínculo con la dirigencia nacional que, en la historia reciente, ha sido clave para la definición de candidaturas en Cambiemos.

Con más bajo perfil y nivel de conocimiento, Schneider seguirá teniendo en Crespo una muestra de lo que es capaz de hacer el frente de un poder ejecutivo. La Capital Nacional de la Avicultura se destaca en muchos aspectos entre las ciudades de Entre Ríos. Y su intendente ha demostrado su peso electoral en Paraná campaña y su influencia en Paraná ciudad, dos distritos más gravitantes que Chajarí y el departamento Federación, donde juega de local Galimberti.

Algunos radicales que están con Frigerio ven aquí una debilidad: Galimberti tiene peso en la costa del Uruguay, Schneider en la del Paraná, pero no ven un liderazgo provincial.

 

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad