Lo Último

Uader

“Las elecciones y sus circunstancias”, según Lambruschini

El docente de Humanidades y candidato por la lista de la Asamblea Interclaustros analizó el contexto político que enmarca la elección de consejeros. El 8N, el 20N, lo que significan como resistencia a los gobiernos kirchneristas
Fotomontaje de La Opinión Popular

“Los profesores de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales se encaminan precipitadamente a las próximas elecciones con una inmensa ceguera de los contextos, con una escandalosa ignorancia de las circunstancias, a saber, como si en el país no hubiese acontecido la huelga general del 20 de Noviembre y los cacerolazos del 8 de Noviembre y 13 de Septiembre que han limitado definitivamente las pretensiones hegemónicas del gobierno K”.

El profesor Gustavo Lambruschini, candidato a consejero suplente en la Lista Nº 21 que se inspira en la lucha de la Asamblea Interclaustros, expresó de este modo y en un texto exclusivo para Página Política su crítica a las condiciones en que se da el debate preelectoral.

Luego, expuso su particular análisis acerca de la relación entre el contexto y la elección de candidatos a consejeros docentes que se realizará el viernes. Subrayó que, pese a este contexto fuera de los muros de la institución provincial, “de las cuatro listas que se presentan para conducir la facultad, una de ellas, oficialista, tiene tal estrechez de miras que de forma plausible podría caracterizarse como feudal, corporativa y gremial en el sentido medieval de la palabra”.

“Sin avergonzarse se interesa exclusivamente por los intereses corporativos del Gremio de los Psicólogos; convoca a los psicólogos para ser influyentes en la facultad sin más razón que la pertenencia gremial. No han hecho ni una sola proposición académica ni universitaria. De más está decir que la idea de la ciencia, del saber y de la moral universalista que sustenta la universidad como una institución pública, queda claramente dañada. Lo curioso es que en esta operación se quiera implicar al Psicoanálisis, a la 'Metapsicología' que fundara el 'judío disolvente' Freud. De modo menemista la política no es una cuestión pública, sino el asunto privado de la defensa corporativa de intereses privados”, criticó a la Lista Nº 3, denominada “Psicología al Consejo”.

Contexto

“El 20 de Noviembre, tres de las cinco centrales en que se organizan los trabajadores, llamaron a un paro general contra las políticas del Gobierno K acerca del impuesto al salario, la discriminación de los hijos de los trabajadores en las asignaciones familiares, el reclamo por el secuestro del dinero de las obras sociales de los trabajadores, el escándalo que significa la administración del dinero de los trabajadores jubilados (Anses), etc. Las bases de las otras dos centrales que carnerearon el paro, en mayor o menor medida, aquí o allá, también pararon; una mención especial merecen las bases de gremio docente de Yaskky que desobedecieron claramente al boicot oficialista de su conducción. Sin embargo, para no quedar totalmente como traidores a sus bases y serviles del gobierno K, la CGT rosada y la CTA rosada trataron de salvar su indefendible situación, diciendo que apoyaban los ‘reclamos’ pero no la ‘metodología’. Aunque no tan visible como la masiva movilización del 8 de Noviembre, la magnitud del paro del 20N fue claramente mayor, a pesar de que aquélla sea juzgada por los medios como la más grande movilización callejera desde la democracia (un millón de personas protestaron en todo el país, según los cálculos de los organizadores).

“Con un ostensible predominio de la pequeña burguesía y de las clases medias y sin contar con ningún aparato estatal ni medio extorsivo o coactivo, cientos de miles se movilizaron el así llamado 8N (redoblando al 13S) contra el abuso del poder, la usurpación de los poderes republicanos independientes, el avasallamiento del federalismo, la suma del poder público, la reforma constitucional, la re-reelección, el acoso a la justicia, la corrupción sistémica, la inseguridad, la inflación galopante, la compra de dólares, la censura y el cercenamiento de la libertad de prensa, la persecución a la libertad de pensamiento y expresión y la mentira del ‘relato’ propalado por ‘cadena nacional, etcétera”, describió el contexto Lambruschini.

Listas K

“Sin embargo, tres de las cuatro Listas que se presentan para gobernar la Facultad de Humanidades se reconocen (cada una a su modo y con sus razones y matices) como más o menos kirchneristas, como más o menos oficialistas, como más o menos afines a los gobiernos K de la provincia y el país. Si se tratara de las convicciones privadas de sus miembros como ciudadanos, no sería un inconveniente, pero en las presentes circunstancias lo que está en juego es no sólo la autonomía de la Uader, sino más aún todavía, su existencia misma”, advirtió.

“En efecto, hace unos pocos días el gobierno nacional, con la complicidad del gobierno de la provincia, intentó desguazar y liquidar la Uader en una ilusoria «Universidad Fermín Chávez» -maniobra esta que fue desbaratada por masivas movilizaciones de repudio. Sin embargo, dos de las listas no condenaron entonces ni tampoco ahora semejante aventura inconsulta que conducía a la desaparición de la universidad”, reclamó.

En este marco, subrayó que en las próximas elecciones “está en juego la autonomía y la independencia de la universidad respecto del gobierno de la provincia”. “La Uader hoy en día debiera estar ya normalizada. Si no lo está, es porque el gobierno provincial con la complicidad y ambivalencia del rector y decanos interventores trastornaron a principios de año la normalización. Fue la lucha de la Asamblea Interclaustro y la toma del Rectorado lo que habilitó a que ahora la Uader se normalice. Sin embargo, las asechanzas contra su independencia continúan en el hecho de que no sólo en dos listas oficialistas y continuistas se buscan reciclar los funcionarios e interventores sino porque sólo una expresa con claridad la relación de independencia y autonomía que pretende mantener con el gobierno provincial y nacional”, resaltó el docente.

Puertas adentro

“Los profesores de la Uader parecen estar atrasados. Todo esto no se discute entre los profesores. Mientras que afuera en las calles los sujetos colectivos se movilizan contra los Gobiernos a fin de imponerles límites republicanos y democráticos en lo político, en lo cultural y en lo económico, al interior de la Facultad la voluntad colonizadora del gobierno no ha sido todavía claramente recusada”.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad