Lo Último

entre rios

Los dos radicalismos

Los radicales de Entre Ríos se pueden dividir en dos grupos: los que apoyan y los que enfrentan a Frigerio. Los primeros vieron la necesidad de organizarse para no perder peso dentro del armado del candidato mejor posicionado para la gobernación. Los segundos leen esa movida como una muestra de debilidad.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

La centralidad política de Rogelio Frigerio en Entre Ríos es tal que puede servir de referencia para explicar la siempre enmarañada interna de la UCR, el principal partido de la oposición en la provincia.

De cara a 2023, los radicales entrerrianos se pueden dividir en dos grupos: los que apoyan al ex ministro de Mauricio Macri y los que lo enfrentan en la interna.

Nada nuevo respecto a lo que pasó en el primer round de esta disputa, para las PASO de 2021. La diferencia está ahora en la organización que se dieron los radicales que apoyaron a Frigerio el año pasado y que vuelven a enrolarse detrás de su candidatura para 2023.

El 11 de junio tuvieron su primer plenario en Villaguay. En rigor, fue la segunda reunión. La primera fue más de mesa chica y no se dio a publicidad; se realizó en Larroque el 22 de marzo, tal como reveló oportunamente Página Política en la siguiente nota:

La pretensión es organizar como un bloque a un conjunto heterogéneo de dirigentes de la UCR que ya habían apoyado a Frigerio en 2021. La idea que subyace es mejorar las condiciones de negociación con el líder del PRO, uniendo fuerzas para participar del armado del próximo gobierno de manera activa, en el marco de un proyecto de poder que tenga a la UCR como “columna vertebral”.

Pretenden demostrar que representan a un radicalismo que quiere gobernar y por eso va con el candidato más competitivo. Un radicalismo que tiene su base en el espíritu frentista de la Convención Nacional de Gualeguaychú de 2015. Que pone por encima de las cuestiones doctrinarias a la necesidad de terminar con 20 años consecutivos de gobiernos peronistas en Entre Ríos, del mismo modo que en 2015 la UCR resolvió aliarse al PRO para ganarle al kichnerismo.

Pero quieren evitar que se caiga en los mismos vicios de la gestión de Macri, donde el radicalismo fue relegado y no hubo un gobierno de coalición. Ahora, con Frigerio, “nadie tiene ganas de regalar radicalismo”, le decía a Página Política uno de los participantes de la movida inicial, en la ciudad de Larroque.

 

Defensa

Los radicales de Entre Ríos Cambia, que enfrentan a Frigerio, lo ven como una movida extemporánea. Ya en marzo, cuando Página Política dio a conocer la reunión de Larroque, decían que sus correligionarios se acordaron tarde de cobrarle su apoyo al líder del PRO. Frigerio no va a pagar por algo que ya tiene, argumentaban.

“Están tratando de demostrarle a Frigerio una unidad que no tienen. Son como diez grupos diferentes, toda la vida enfrentados entre ellos. La mayoría grupos muy debilitados, sin candidatos a intendentes. En suma, muchos viejos caciques que se quedaron sin indios”, criticó un dirigente que trabaja junto a Pedro Galimberti y Darío Schneider, los radicales que le dan la interna a Frigerio por la gobernación.

En este espacio interpretan el agrupamiento de los radicales que apoyan a Frigerio como una jugada defensiva ante lo que se viene para 2023: con o sin internas dentro de JxC.

Si hubiera internas, en el espacio que lideran Galimberti y Schneider esperan unas PASO más competitivas que las de 2021, cuando obtuvieron casi el 32% de los votos, superando cómodamente la minoría del 25% que en la normativa de la UCR (adoptada por JxC) da derecho a integrar listas.

Confían aquí en que ese es el piso del que parten para una elección en la que entran muchos más cargos en juego que el año pasado y en la que se jactan de contar con mejores postulantes a intendentes que sus rivales internos. Dicen que son los que más votos traccionan, por encima del candidato a gobernador, sobre todo si las elecciones entrerrianas fueran simultáneas con las nacionales.

Si no hubiera internas, dan por hecho que Frigerio no va a negociar con los que ya lo apoyan.

Dicen que el panorama se va a poder apreciar con mayor claridad cuando empiecen a aparecer los candidatos a las intendencias y a senadores en los departamentos.

Reconocen que Frigerio es el favorito para la gobernación. Pero observan que carece de buenos candidatos para las intendencias. No los encuentra -afirman- ni en las filas de la UCR ni en las del peronismo, donde no ven dirigentes importantes que hayan abandonado el Frente de Todos para mudarse al frigerismo. Los pocos que atisban son, afirman, “pedigüeños y caros”, esto es, van a ir por una banca en la Legislatura.

Aunque reconocen en buena medida esa carencia, entre los radicales que juegan con Frigerio afirman que vienen “muy bien” en la tarea de armado para las intendencias en toda la provincia, e interpretan el plenario que Entre Ríos Cambia convoca para el 2 de julio en Villaguay como una reacción a la movida que hicieron en la misma ciudad tres semanas antes.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad