Lo Último

interna jxc

Morales no descartó pegar boleta con Frigerio

En su primera visita a Entre Ríos como postulante a la presidencia de la Nación, Morales se mostró junto al sector de la UCR que enfrenta a Frigerio en la interna. Sin embargo, con Galimberti a su lado, no pudo asegurar si en las primarias de JxC pegará su boleta sólo con candidatos a gobernador de su partido: “No sé, es muy prematuro”, respondió.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

Al comienzo de la conferencia de prensa que Gerardo Morales ofreció este viernes, al caer la tarde en la sede de la UCR de Paraná, recibió una ovación de la dirigencia local presente cuando presentó a Pedro Galimberti, a su lado sentado, como “el candidato a gobernador por la Unión Cívica Radical”.

Inmediatamente, Página Política le preguntó:

-Como precandidato a presidente de la nación en la interna de Juntos por el Cambio ¿va a pegar boleta sólo con candidatos a gobernador del radicalismo o también va a pegar boleta en Entre Ríos con el candidato del PRO?

-No sé, es muy prematuro. Falta mucho tiempo para eso. Me parece que hay que garantizar para el país un gobierno de coalición de verdad. Para eso es necesario tener un plan de gobierno acordado, que podamos tener distribución de responsabilidades concretas de gobierno por parte de todos los partidos que integramos la coalición y que podamos también conformar fórmulas integradas (con candidatos de la UCR y el PRO). La decisión del radicalismo en todo el país es apoyar a todos los candidatos del radicalismo, que tengamos la mayor cantidad de gobernadores posibles, siempre fortaleciendo a Juntos por el Cambio.

-¿Esa idea de fórmulas integradas daría pie a que en la provincia esté apoyando no sólo a los candidatos radicales sino también a los del PRO?

-Esas son decisiones que tiene que tomar cada distrito. Yo como presidente del partido, donde haya un candidato radical a gobernador o a la categoría que fuera ahí estaré. Pedro es nuestro candidato a gobernador y estoy acá para apoyarlo.

Cuando le preguntaron si tenía algún mensaje para la dirigencia radical entrerriana que acompaña a Rogelio Frigerio, Morales respondió: “No vengo a Entre Ríos a darle órdenes a nadie. En el marco de una coalición hay dirigentes que pueden establecer acuerdos con otros candidatos que no sean de nuestro partido. Es lo normal. Los respetamos. Como presidente del partido vamos a hacer esfuerzos para que nuestros candidatos puedan llegar. Pedro es un buen candidato, ha sido un muy buen intendente, un buen legislador así que nos va a representar muy bien”.

A lo largo de la rueda de prensa, cada vez que Morales expresó su apoyo a Galimberti, lo hizo como presidente de la UCR. Cuando Página Política le preguntó en su condición de precandidato a presidente de la Nación, no le cerró la puerta a un acuerdo también con Frigerio. Es decir, a la posibilidad de un pegado de boleta con todos los candidatos, de la UCR y del PRO.

 

Una vieja duda

La última vez que Gerardo Morales pasó por Entre Ríos fue el 5 de febrero. El gobernador de Jujuy fue ese día la figura política más importante que llegó a Villa Urquiza para el 10° campamento anual de la Juventud Radical. Lo hizo en su condición de presidente del Comité Nacional de la UCR. Pero además, en ese momento Morales era el único dirigente radical que había explicitado sus intenciones de ser candidato a presidente de la nación.

En aquella calurosa jornada que abrió el año político en la provincia, Morales felicitó al radicalismo de Entre Ríos por haber “ganado en las últimas elecciones, como columna vertebral de Juntos por el Cambio”.

Pero la dirigencia que ya en ese momento promovía la postulación a gobernador del radical Pedro Galimberti quedó inquieta. Morales nunca dijo en Villa Urquiza, con todas las letras,  que para 2023 apoyaría exclusivamente a un candidato radical en Entre Ríos.

Medio año después, el 11 de agosto, durante una reunión que mantuvieron en Santa Fe, Galimberti obtuvo el compromiso que venía buscando hacía tiempo: Morales prometió apoyar sólo a candidatos radicales en la provincia. Eso fue, al menos, lo que hicieron trascender en ese momento los participantes del encuentro, entre los que se contaban los diputados Lucía Varisco y Gustavo Cusinato y referentes del montielismo, aliado de Varisco en Paraná. Es decir, el mismo sector del radicalismo que este viernes recibió a Morales en Paraná.

Hace una semana, en el acto por los 39 años del triunfo de Raúl Alfonsín que se realizó en el complejo porteño de Costa Salguero, Galimberti se quedó esperando que en su discurso Morales nombrase a Entre Ríos como una de las provincias donde espera que el radicalismo se imponga en las elecciones de 2023. Fue seguramente un olvido involuntario de quien en ese acto hablaba en su condición de presidente de la UCR.

 

La grieta radical

La visita de Morales –el primer postulante a la presidencia  por la UCR que llega a Entre Ríos, en modo campaña– causó mucho más revuelo interno dentro de JxC que el paso de otros cinco presidenciables de la coalición opositora: Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal, Mauricio Macri y Miguel Pichetto. ¿Por qué? Porque puso en evidencia el quiebre que existe en el radicalismo de Entre Ríos, determinado por el apoyo de un amplio abanico de su dirigencia a un candidato a gobernador del PRO.

Es todo un tema para un partido que en su Convención Nacional aprobó disputar la candidatura a presidente de la Nación y a gobernador en cada una de las provincias. Y es muy importante para JxC porque, como ha dicho Morales y también Frigerio, la UCR es en Entre Ríos la “columna vertebral” de la coalición opositora.

En el entorno de Frigerio –que ofició de anfitrión de los cinco presidenciables anteriores que visitaron Entre Ríos– se hablaba esta semana de un “vaciamiento” del radicalismo a la visita de Morales. Es que dentro de la UCR entrerriana, Frigerio reúne el apoyo de la mayoría de los intendentes, legisladores y hasta de las autoridades partidarias, como detalló oportunamente Página Política en la siguiente nota:

Desde la mirada del frigerismo (esto es, de la dirigencia del PRO y de la UCR que juega con Frigerio) en su primer paso de campaña, Morales se lleva de Entre Ríos una foto con los que perdieron la interna. Y no tiene contacto con quienes en 2021 obtuvieron el 70% de los votos de la PASO, según los números que archiva el presidente del congreso radical, Ricardo Labarba.

La primera visita de un candidato a presidente de la UCR exhibió un radicalismo dividido en Entre Ríos. Frigerio tuvo el buen tino de no interferir en esa interna (no está en la provincia durante la visita de Morales) y el otro postulante a la gobernación de la UCR, Fabián Rogel (con una relación de años con Morales y de buen vínculo con Frigerio) también se mantuvo al margen, pero anunció que el viernes 18 de noviembre lanzará formalmente  su precandidatura con un acto del que participará Leandro Illia, hijo del ex presidente de la Nación.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad