Lo Último

Juicio político

Para las tribunas

Bordet, finalmente, participó del encuentro con gobernadores y Alberto Fernández. La sensación del kirchnerismo tras conocerse el desaire. Lo que viene.
Crédito Sergio Piemonte. Perfil

Cuando este martes se difundía por la tarde que Gustavo Bordet no acompañaba el pedido de juicio político a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, dos simpatizantes del kirchnerismo asiduos nadadores en aguas tribunalicias y críticos del Poder Judicial se manifestaban de forma diferente ante este cronista. Uno se mostró de acuerdo con la decisión del Gobernador, al otro le pareció de una tibieza insoportable.

El primero hizo una lectura corta, precisa y pragmática. Entiende – como publicó Página Política – que la Corte tiene para resolver dos casos trascedentes: la destitución de la procuradora adjunta, Cecilia Goyeneche; y la competencia en el que se debe tramitar el caso de corrupción más escandaloso que se conozca en la historia de Entre Ríos, como es el de los contratos truchos en la Legislatura durante el período 2008-2018. El segundo es un kirchnerista alejado del pragmatismo que ve en este proceso con final cantado y negativo para el oficialismo la oportunidad para ventilar una realidad bochornosa en la que Juntos por el Cambio se ve involucrado y no se ha puesto ni colorado.

Lo cierto es que el kirchnerismo, es decir la vicepresidenta, no quería un juicio político sino la intervención del Poder Judicial.

Como Bordet, debe creer que quien gobierna es Horacio Rosatti y no Alberto Fernández.

En este caso, para Bordet cualquier desplante con papelón incluido por la desmentida, implica estropear la relación con la Unidad Presidencial no con el gobierno nacional.

Eduardo Wado De Pedro, ministro del Interior y responsable del proceso electoral, dejó solo una consigna en oídos de la dirigencia entrerriana: ganar como se pueda, sea desdoblando, pegando boleta con la nacional, o como se le ocurra al oficialismo provincial.

Sergio Massa, dueño de los recursos y con quien cualquier mandatario debería llevarse bien, tiene casi nula participación en esta contienda política y judicial.

El Gobernador cumplió poniendo la cara en un Zoom, como lo adelantó Página Política horas antes del encuentro.

Según la crónica de Gabriela Pepe en Letra P “Bordet y Fernández hablaron antes de que empezara la reunión y el entrerriano le aseguró en privado que avalaba la decisión”, pero luego por videoconferencia no “expresó su desacuerdo ante sus pares ni anunció que no firmaría el documento”. Desde el gobierno provincial respondieron que hubo “un error” de interpretación por parte de Nación el apoyo.

El desaire del Gobernador estuvo horas en las portadas de los principales medios de CABA, donde se apoya sin tapujos a la Corte.

Lo que viene: la presidenta de la Comisión de Juicio Político, la diputada Carolina Gaillard, se prepara para iniciar el proceso que el jefe político de su territorio decidió no apoyar.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2023 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad