Lo Último

Legislatura

Rumores en los pasillos de la Legislatura

En Casa el gobierno todos dicen saber algo, o haber escuchado algo. Lauritto era cantado que asumiría Desarrollo Social, sin embargo el mapa cambió.

Todos coinciden en una cosa: que nada se decidirá en conjunto, sino que será Sergio Urribarri quien lo haga. Mientras tanto todos juegan su juego.

Los cargos en la Legislatura tuvieron ocupados a varios de los diputados y senadores electos por estos días. Presidencias de bloque, presidencia de la Cámara de Diputados y vicepresidencia del Senado son los lugares institucionales, pero también de poder, que aún no están definidos y que los interesados esperan ansiosos mientras desojan la margarita.

Con la plena seguridad de que el gobernador es quien dirá, por lo bajo se habla, se manda a decir o se deja trascender.

La presidencia de la Cámara de Diputados es, sin dudas, el lugar que más atención ha despertado en el mundillo. José Allende llegó a sonar como el número puesto, pero algunos intendentes que asumirán una banca en ese cuerpo deslizaron tímidamente que de concretarse, no se estaría premiando al más “leal”. La lealtad, para que se entienda, se mide por el acompañamiento al gobierno durante el conflicto con el campo. Allende no estuvo. A su favor se le reconoce un carácter duro para manejar un megabloque. No se ha escuchado que suene otro con la fuerza con que se instaló el titular de UPCN, pero si se les pide una alternativa aparecen.

Todas las especulaciones se construyeron con la seguridad de que José Eduardo Lauritto dejaba su lugar para ocuparse del Ministerio de Desarrollo Social. Este pase estaba cantado. Un colaborador le dijo a Página Política que lo había escuchado de su propia boca.

El vicegobernador, moderado, confesó que Urribarri le ofreció el ministerio, pero también la Presidencia de Diputados. Por estas horas, en la planta baja de Casa de Gobierno, donde funciona la Vice, se respira con alivio. Parece que el hombre fuerte de Uruguay no irá a Desarrollo Social, sino que finalmente ocupará el lugar que dejará Jorge Busti el 10 de diciembre. ¿Y entonces? “Entonces habrá que esperar”, respondió la misma fuente cuando se la consultó tras conocerse el nuevo rumor. El argumento es que evitaría que se produzcan roces entre los “subgrupos”.

Pero un inconveniente sigue presente: cómo se hace para que asuma una banca Adela Esparza. (Antes se había probado con la corrida de Laura Stratta a Desarrollo Social, pero no aceptó). Antonio Alizegui es el nombre que se suma a la rueda. El camionero se iría al nuevo Ministerio de Trabajo y ahí entraría Esparza.

En el Senado la disputa es la jefatura de bloque. Enrique Cresto (Concordia) suena para ese lugar. Pero en el segundo piso de la Casa Gris, sobre calle Santa Fe, aseguran que Aldo Ballestena (La Paz) está para ponerse ese traje. Los argumentos parecieran ser de tinte geográfico: costa del Uruguay versus costa del Paraná. Ambos dirigentes hablan con sus pares más cercanos en el mapa provincial para sumar adeptos. La vicepresidencia puede servir para dirimir la disputa y que las costas queden conformes.

Todo lo señalado se dice, se desliza, se comenta. Algunos agrandados sugieren “ponele la firma”.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad