Lo Último

violencia de genero

Debates de forma en torno a un proyecto demorado

Extenso debate se dio en la Cámara de Diputados respecto de cuestiones de forma. La oposición no dio los votos para tratar sobre tablas el Nuevo Régimen de Prevención de la Violencia de Género. El peronismo no tendrá la ley para el Día de la Mujer; los opositores avalan el texto pero no quieren ser “14 floreros”. Un proyecto que ya venía demorado.
Luz Alcain
Por: Luz Alcain
@luzalcain

La sesión de la Cámara de Diputados, este jueves, se fue casi completa en un debate sobre asuntos de forma que también son, inevitablemente, asuntos políticos.

El oficialismo intentó darle ingreso y tratamiento sobre tablas al Nuevo Régimen de Protección, Asistencia y Prevención de la Violencia contra las mujeres por Razones de Género. El objetivo expreso era llegar al 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, con la ley sancionada “como tributo, como regalo” a las mujeres y las disidencias de Entre Ríos, tal como lo expresó la diputada Carmen Toller.

No podía haber dificultades. La iniciativa estaba en tratamiento desde fines del año pasado, en la Comisión de la Banca de la Mujer, Género y Diversidad. Tenía dictamen unánime a favor, llevaba las firmas de las legisladoras opositoras que se involucraron en el debate del proyecto.

Sin embargo, el asunto se empantanó cuando la diputada radical Gracia Jaroslavsky hizo saber que la oposición no acompañaría el tratamiento sobre tablas y reclamó respeto por los tiempos legislativos y por el lugar de la oposición.

Después de un extenso intercambio, con sabrosos momentos sobre diversos temas, finalmente no pudo ser tratado el nuevo régimen que será aprobado en la próxima sesión. Será después del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. El texto, sin embargo, ya había estado demorado en su tratamiento si se toma en cuenta que fue anunciado hace dos años por el Ejecutivo provincial.

Algunos pasajes del intercambio:

Jaroslavsky. Dijo que para erradicar la violencia “no basta con fotos, eventos, cintas, carteles”. “No estamos haciendo las cosas bien, no estamos haciendo todo lo que hay que hacer. Hay comunicación, hay marketing, para decirle a la sociedad que estamos preocupados pero eso no basta”, advirtió la legisladora que insistió en marcar que no se trataba de una crítica a la gestión actual sino a las políticas de Estado a largo plazo. Cuestionó, sí, la perspectiva de la ministra Elizabeth Gómez Alcorta según la cual los violentos “no son monstruos, son varones socializados en esta sociedad”, tal como dijo y suscitó polémica al hablar de los violadores en manada a una joven, hace unos días en CABA. “Los agresores, los asesinos, son mentalidades retorcidas que deben ser tomadas como tales. No podemos cargarles la responsabilidad a la sociedad”, cuestionó Jaroslavsky.

Mariana Farfán. La diputada del oficialismo defendió las políticas públicas del gobierno nacional y provincial en materia de género: “Ha quedado expresado un verdadero compromiso con estos temas”, dijo. Tras apuntar que el dictamen unánime se pretendía tratar en la sesión, lamentó que “no se hayan acercado a la Red por la Igualdad (que debatió el texto), a leerlo, a trabajarlo y volcar sus dudas”. Marcó que “todos los días padecemos violencia las mujeres” y puso en valor el proyecto en distintos aspectos como facilitar la denuncia, evitar la revictimización, articular las distintas áreas del Estado para eficientar la prevención. “Convoco a trabajar en el tiempo oportuno”, reclamó.

Stefanía Cora. La diputada defendió la perspectiva mayoritaria en los feminismos, y seguida por el gobierno nacional, respecto de denunciar “una sociedad patriarcal que subyuga y nos oprime todos los días”. Puso en valor la creación del Ministerio de las Mujeres y rescató que “podamos pensar diferente”. “Estos hombres que violan son hijos sanos del patriarcado”, insistió la legisladora que celebró “este Estado presente”. “Falta mucho, pero la única forma es trabajando. Para eso nos pagan”, disparó.

Floreros y machirulos. Jaroslavsky volvió a tomar la palabra. Tras ponderar el proyecto que lleva su firma, apuntó otra vez a “una cuestión de procedimiento”. Argumentó la necesidad de que el texto fuera girado a la Comisión de Legislación y cuestionó que se haya apurado la firma del dictamen. “Este procedimiento no es sano, no corresponde en un ámbito donde debemos tratar cuestiones como estas. Estamos en minoría y pedimos un margen de tiempo para estudiar los proyectos, para que todos sepan de qué se trata”, reclamó. “Estamos acá medio como floreros, como flores marchitas también. Pido el respeto necesario, un poco más de consideración por estos 14 floreros”, dijo y desvió el debate hacia otros temas. “No estamos de ninguna manera cuestionando el trabajo de la banca de la mujer, cuestionamos los tiempos que se dieron. Ninguno de los machirulos que tenemos en este bloque, ninguno de los hombres de nuestro bloque ha cuestionado la labor de las mujeres de esta cámara”, añadió más tarde.

Autopercepción. “Nadie es florero en la Banca, al contrario”, enfatizó Farfán que preside la que debatió el dictamen. Reclamó que “esta preocupación” no se hubiera puesto de manifiesto en ese ámbito, en su momento. El debate llegó a tal punto que el presidente de la Cámara, Ángel Giano, ocupo entre sus pares para lamentar “la autopercepción de la diputada como florero”. “Es una expresión equivocada acerca de cómo se trata a la oposición en esta cámara. Todo lo contrario, los proyectos se aprueban en un 90% por unanimidad, con los tiempos legislativos”, dijo y repasó el procedimiento de debate que se dio particularmente con este proyecto. También defendieron la dinámica del cuerpo los diputados del peronismo Juan Navarro, Julián Coso, Carmen Toller, Nené Moreno, entre otros.

Reclamos. El diputado radical Gustavo Cusinato avaló el reclamo de Jaroslavsky y aconsejó a las autoridades de la Cámara atender con más precisión los giros de los proyectos a comisión. Su par del PRO, Jorge Sato, pidió que no se minimice un debate sobre asuntos formales: “A veces las formas en que se actúa tienen que ver con la apreciación que uno puede llevarse del otro”, dijo y aseguró que “nuestros proyectos generalmente no son tratados en las comisiones”.

De fondo. El diputado Juan Manuel Huss minimizó “cuestiones de forma” porque “cuando uno empieza en política lo hace para discutir cuestiones de fondo”. “Acá se dice mucho gre gre para decir Gregorio. Uno legisla para regir la vida de la sociedad o para ver a qué comisión se gira el proyecto y cuánto tiempo se tomar para hacerlo”, dijo el diputado que rememoró su paso por el Congreso de la Nación, junto a su par Julio Solanas: “En 24 horas votaron el blanqueo de capitales. Ahí sí que éramos floreros”, recriminó a la gestión de Mauricio Macri.

 

Dos años

Lo cierto es que el proyecto en cuestión, que seguramente será aprobado en 15 días, lleva dos años de anuncios y puestas en consideración en distintos ámbitos.

Como se recordará, el gobernador Gustavo Bordet anunció un nuevo régimen que cambie de raíz la actuación del Estado ante la violencia de género. Fue unos días después del femicidio de Fátima Acevedo cuyo cuerpo fue hallado en un pozo el 8 de marzo de 2020, Día Internacional de la Mujer. Populosas movilizaciones reclamaron ante la ineficacia de los organismos de seguridad y de la Justicia. Sólo el inicio de la cuarentena estricta, unos días después, apaciguó a la fuerza los ánimos.

Bordet se refirió a estas iniciativas para buscar una respuesta del Estado acorde a las necesidades de las mujeres y las disidencias. Aun no tenían forma definitiva pero el 21 de marzo de 2020 el gobernador dio cuenta de las mismas tras una reunión con la vicegobernadora Laura Stratta.

Fue un año después que tuvo su forma casi definitiva el Nuevo Régimen de Protección, Asistencia y Prevención de la Violencia contra las mujeres por Razones de Género. El Gobernador anunció el giro del proyecto a la Legislatura en su mensaje de apertura de sesiones ordinarias, el 15 de febrero del 2021. “Fátima nos interpeló a los tres poderes del Estado”, enfatizó en ese discurso.

El primer ámbito que tuvo en consideración el texto fue la Red por la Igualdad, organismo multipartidario y multisectorial gestado en torno a la Vicegobernación y que arrancó su labor con el debate de la Ley de Paridad Integral. El 19 de febrero se dieron detalles en ese ámbito de los lineamientos centrales de la iniciativa.

Pasó sin embargo bastante tiempo hasta que el proyecto tuvo ingreso formal en la Cámara de Senadores lo que sucedió finalmente el 22 de septiembre de 2021. Tomó estado parlamentario, el 6 de octubre del 2021 y tuvo media sanción de inmediato.

El tratamiento en Diputados se dio sin demoras también. Ingresó el 12 de octubre del año pasado, fue girado a la comisión Banca de la Mujer, Género y Diversidad dos días después y tuvo dictamen el 22 de febrero. Como balance de la tarea en comisión, la diputada Farfán anunciaba que el nuevo régimen era uno de los temas más fuertes en el cuerpo que preside.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad