Lo Último

PASO Entre Ríos

El Estado a plebiscito, sin medias tintas

La lista de candidatos y el discurso de campaña del Frente de Todos en Entre Ríos, fortalecen la idea del “plebiscito” en estas legislativas. Fue el Estado -el peronismo en la gestión del Estado- el que salió a buscar los votos.
Luz Alcain
Por: Luz Alcain
@luzalcain

La banalización de la política fue uno de los ejes de campaña del discurso opositor, en Entre Ríos, en todo el país. Algunas fuerzas se presentan como recién venidas; otras enfrentan “la casta” de las fuerzas que se han alternado en el poder.

Hay también las que con una identidad política más nítida como fuerza opositora salen a la cancha con la mira en el 2023. Proyectan su construcción con la “promesa” de terminar con 20 años de hegemonía peronista en Entre Ríos.

La excepción fue el tono de campaña y la composición de la lista en el Frente de Todos. En esta elección, más que en otras, el peronismo en actitud proselitista buscó reivindicar la política o, más claramente, defender la gestión de la cosa pública desde el poder del Estado.

Porque en efecto, fue “el Estado” el protagonista de la campaña. El Estado, así, sin vueltas, encarnado en el Gobernador y la Vicegobernadora; en los candidatos que en todos los casos gestionan la cosa pública; en los intendentes que fueron protagonistas cada vez que la lista salió en viaje.

No fue “el movimiento peronista” el rostro de la campaña, ni los dirigentes sindicales, ni los referentes de sus organizaciones en el territorio. Fue la marca del Estado, el que gestionó la pandemia hasta aquí, en términos sanitarios, económicos, sociales. Y este domingo se pone en consideración en las urnas.

 

La lista

No podría ser otro el tono de campaña del Frente de Todos en Entre Ríos.

Como podría serlo si el candidato en primer término es Enrique Cresto, un funcionario de Alberto Fernández, un funcionario de la Casa Rosada.

Pero además, el responsable del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (Enhosa) no es nuevo, ni reciénvenido. Y se llama Cresto, es hijo y nieto de dirigentes políticos. Es candidato a gobernador. Y es expresión del peronismo de Concordia, que dio los tres gobernadores que han pasado por la Casa Gris del 83 a esta parte.

No podría ser otro el tono de campaña del Frente de Todos en Entre Ríos. Si es Carolina Gaillard la candidata en segundo lugar. Legisladora que va por un tercer mandato, que ha tenido hasta aquí activa participación en el Congreso de la Nación en debates que son marcas de la era “Fernández” como son la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) o el cannabis medicinal, abordado con una perspectiva de salud y dejando atrás la mirada punitivista de Patricia Bullrich que primó en tiempos del macrismo.

Pero además Gaillard tuvo a su cargo las políticas en materia de turismo en el gobierno de Bordet, entre 2017-2019. Y en distintas oportunidades, hubo referencias a su gestión para hablarle a los empresarios de la gastronomía y el turismo jaqueados por la pandemia.

Tomás Ledesma, en el tercer lugar de la lista, ratifica el perfil del Frente de Todos en estos comicios. Es funcionario del gobierno de Alberto Fernández, coordinador en la Región Centro de la Dirección Nacional de la Relación con los Municipios del Ministerio del Interior que conduce Eduardo “Wado” De Pedro. Ledesma es además dirigente de La Cámpora, tal vez el único sector del peronismo entrerriano que define su suerte en otro lado, más cerca de la Rosada, más lejos de la Casa Gris.

Para ratificar el tono de la nómina, el apego al poder del Estado, en cuarto lugar va una funcionaria del gobierno de Bordet, Brenda Ulman, subsecretaria de la Juventud. En el quinto lugar se sumó a la campaña un intendente del peronismo, Lucas Larrarte, un jefe comunal de la nueva camada, con buena imagen, reelecto en su ciudad, en 2019, con el 66% de los votos. Es además muy cercano al Gobernador y sonó para lugares más expectantes en la nómina.

 

Temas

Fue la gestión pública el tema de la campaña, ratificando el perfil de los candidatos, lo que tienen para mostrar, debilidades y fortalezas al frente del Estado.

Es así que “la vida que queremos”, el lema del oficialismo, se tradujo en los discursos en una crítica a los cuatro años del macrismo en la Rosada. Presumiendo que se dejó atrás “el neoliberalismo” como principio económico y como forma de vida, el peronismo cotejó esos tiempos con los que le tocaron a Alberto Fernández aunque irremediablemente marcados por la pandemia.

“La vida que queremos” apareció como promesa de lo que ahora sí empezaría a suceder, si el Covid-19 amaina y en base a lo que se habría hecho. Es también un cotejo con lo que no pasó, un cotejo con lo que presume el peronismo que hubiera sido la pandemia con Macri en la Rosada.

Es así que la obra pública (en el discurso de Bordet y de Cresto, fundamentalmente), fue uno de los temas centrales del tono proselitista del Frente de Todos. La comparación en números de las obras en marcha, la reiteración de las obras frenadas en tiempos de Cambiemos fueron recursos del peronismo.

Y la salud, por supuesto. Asunto excluyente en el escenario que vive la Argentina y el mundo desde principios del 2020. La administración de la pandemia, la inversión en hospitales, el operativo de vacunación montado en todo el país fueron otro asunto clave en la palabra de los candidatos.

“Vamos a empezar a salir”, prometen los spot del Frente de Todos. Y se pone a consideración este domingo, a la espera de ver qué expectativas genera esa promesa en el electorado entrerriano.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad