Lo Último

Justicia y empresarios

¿Segundo vaciamiento de El Diario, pero con aval del juez?

Una medida judicial alertó a los ex trabajadores del matutino que esperan que se ejecuten las sentencias. Una nueva batalla en puerta tendrá epicentro en los tribunales de Paraná.

Como si fuese premonitorio, ex trabajadores del centenario matutino de Paraná, que transitan ya un largo y estrafalario proceso judicial, nunca cambiaron el nombre del grupo de WhatsApp que integran: Vaciamiento de El Diario.

Esa palabra, vaciamiento, se revitaliza en las cabezas de quienes mantienen un litigio contra la empresa Sociedad Anónima Entre Ríos (SAER), editora del alicaído matutino.

Hace unos días llegó a oídos de los ex trabajadores la noticia que el juez Civil y Comercial N° 9, Ángel Luis Moia, a cargo del concurso, hizo lugar a la venta de un terreno de 700  metros cuadrados en el barrio privado Puerto Urquiza en solo $8 millones. Según consultas que se hicieron para esta nota, el precio es un disparate. El lote podría llegar a valer cinco veces más.

La autorización del juez a los dueños de El Diario tuvo como argumento la necesidad de los mpropietarios de hacerse de fondos para el pago de salarios en la empresa que, a todas luces, es inviable hace años por su inexistente incidencia en el mundo periodístico y comercial.

La sospecha, casi obvia, es que la autorización de venta del capital inhibido forma parte de una simulación. Es decir, se están auto vendiendo a precio vil para vaciar SAER y proteger esos bienes inmuebles que hoy están a disposición de la Justicia para hacer frente a la ejecución de las sentencias.

Paréntesis: un antecedente debe ser ineludible al momento de analizar esta trama. En la justicia provincial tramita una causa en la que se investiga a los hermanos Luis Miguel, Sebastián y Juan Diego Etchevehere, a la madre de ellos, Leonor María Magdalena Barbero Marcial; y al empresario santafesino Walter Grenón y su hermana Viviana Grenón; por delitos de estafa, administración fraudulenta y vaciamiento de la empresa. Fueron todos procesados en 2020. La denuncia fue promovida por Dolores Etchevehere el 6 de diciembre de 2013, en medio de una feroz disputa familiar por la herencia de su padre. La inacción de jueces y fiscales la dejaron al borde de la prescripción por el paso del tiempo.

Lo cierto es que la Sindicatura, que es parte del proceso, se opuso a la venta autorizada por Moia al entender que era lesiva y escandalosa, pero Moia siguió adelante. De continuar las autorizaciones para vender el capital (y ser comprado entre ellos) llegará un momento en que SAER se descapitalice, los empresarios se vean obligados a cerrar El Diario, nadie cobre nada y el capital quede en manos de los condenados a través de otras personas. Lo que se conoce como enajanación de bienes. Todo con el aval del juez. Otra vez la toxicidad del Poder Judicial.

Desde 2018 la empresa periodística se encuentra en concurso preventivo luego de haber despedido sin causa a 80 trabajadores a los que no pagó indemnización. Buena parte de los expulsados iniciaron demandas judiciales y tuvieron sentencias favorables, que quedaron firmes luego de que los empresarios no las apelaran. Quienes deben pagar son los Etchevehere y Ramiro Nieto, el continuador de Grenon en la posición del paquete mayoritario.

Alerta

El proceso que se evidencia ante la decisión judicial narrada puso en alerta a los ex trabajadores, que conocen de estas maniobras fraudulentas que en los tribunales suelen hacer la vista gorda, como ocurrió con Dolores Etchevehere, quien tuvo que esperar 7 años.

Quienes litigan y ahora están en las trincheras son los mismos que llevaron adelante en 2012 un proceso que tuvo dos importantes consecuencias: hacerle cambiar el voto a una vocal en favor de los trabajadores de prensa para que se aplique el convenio colectivo de trabajo 541/07 en toda la provincia; y la fundación de un nuevo sindicato. Quien cambió cuando ya tenía el fallo escrito fue  Susana Medina de Rizzo, integrante de la Sala Laboral y hoy presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ). La mayoría se completó con Germán Carlomagno. En disidencia quedó Bernardo Salduna.

Aquellas jornadas de tensión hace casi una década contaron con apoyo de otros sectores gremiales, de la cultura y la política en todo su espectro. También la Iglesia Católica expresó el apoyo a los entonces trabajadores.

Hubo movilizaciones y una notable exposición pública del conflicto que llevó todo el reclamo a buen puerto, producto de la decisión de sus actores de litigar en la calle.

La creatividad de campañas comunicacionales fue el puntapié inicial. Es lo que se está activando por estas horas desde la entonces usina informativa en Facebook: Trabajadores El Diario Paraná.

(La señora Barbero Marcial y Moia)

Esta historia tiene a un grupo de trabajadores que fueron despedidos, iniciaron acciones legales y obtuvieron fallos favorables que hoy están firmes. En el expediente una larga lista de bienes superan sobradamente la deuda que los empresarios tienen para con los despedidos sin causa que ahora reclaman la ejecución de las sentencias.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2023 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad