Lo Último

Juntos por Entre Ríos

Cautela en las definiciones internas

Abundan las fotos, pero escasean las declaraciones políticas de apoyo explícito. De un lado y del otro, dirigentes radicales se mueven con sumo sigilo y son pocos los que se han jugado abiertamente a diez días del cierre de listas.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

¿Cuántos intendentes, legisladores o referentes radicales apoyan a Rogelio Frigerio en esta interna? ¿Cuántos a Pedro Galimberti y Darío Schneider? La respuesta es sencillamente imposible de dar a diez días del cierre de listas para las primarias.

En la interna de JxC de Entre Ríos  –rebautizada este miércoles Juntos por Entre Ríos–  reina la prudencia, el temor a pagar vaya a saber qué costo por una definición pública, expresa, a favor de uno u otro candidato. Son los menos los que se han jugado y contados con los dedos de una mano los que lograron mover el tablero. El más importante, hasta ahora, ha sido el intendente de La Paz, Bruno Sarubi, porque fue uno de los fundadores de Construir, pero decidió dar su apoyo a Frigerio. También de La Paz y por los mismos motivos, hizo ruido el pase de la ex diputada María Alejandra Viola, aunque en este caso con un peso mucho menos importante al de un intendente.

En general, las definiciones se han ido dilatando en el tiempo. Hace por lo menos tres semanas que se viene hablando de la salida al ruedo de un grupo de intendentes radicales en apoyo a Frigerio que implicaría un golpe en la línea de flotación del coloquialmente  llamado “grupo de los intendentes”.  Ante el reiterado requerimiento periodístico de Página Política de las últimas semanas, se respondió que las definiciones no se harían públicas sino luego del congreso radical del 3 de julio. Pero, diez días después, las cosas siguen prácticamente igual.

Del lado de Galimberti y Schneider la respuesta tiene una fecha: el sábado que viene harán un plenario provincial en Rosario del Tala que servirá para mostrar los apoyos logrados a una semana del cierre de listas.

Pero, en general, son pocas las confirmaciones que se tienen a esta altura del proceso. Ni siquiera está claro un dato central en esta interna: si Atilio Benedetti ocupará o no el tercer lugar de la lista de Frigerio. El diputado radical no se lo ha confirmado ni a sus más próximos.

En ese campo de indefiniciones germinan las afirmaciones de imposible confirmación. Cerca de Frigerio dicen que el apoyo de los 22 intendentes de JxC está repartido en partes iguales en esta interna. Pero que no se puede conocer la lista porque los intendentes no quieren hacerlo explícito. En Construir aseguran que son al menos 14 los jefes comunales seguros de su lado.

Pero también se relativiza el apoyo de los intendentes, porque JxC no es gobierno en muchas ciudades, entre las que se cuentan las cuatro con mayor población de la provincia: Paraná, Concordia, Gualeguaychú y Concepción del Uruguay. Y dentro de las 22 intendencias donde son gobierno, en muchas se hace una diferencia entre la posición personal del intendente y el funcionariado del municipio o la militancia de la localidad.

El temor a un pronunciamiento público en una primaria como esta puede estar relacionado en muchos casos a las internas locales de cada referente. Podría dar lugar al surgimiento de dirigentes que encuentren en esta instancia una oportunidad temprana para discutir los liderazgos locales o departamentales de cara a 2023.

En una elección como esta, con tan pocos cargos para repartir, lo que más importa no es ya quien ocupa una candidatura, sino cómo este proceso incide para definir el escenario de 2023, cuando se renueva del primero al último cargo electivo provincial, departamental y municipal.

Todos los movimientos que se producen en estos días tienen la mirada puesta en 2023. Y cada uno tiene sus razones personales para tomar las decisiones que toma.

Por eso, por ejemplo, algunos radicales con Frigerio no quieren internas. Tal vez teman que sirva para fortalecer las alternativas a sus liderazgos locales, en un proceso en el que probablemente  muchas relaciones internas se vean reconfiguradas para dar lugar a nuevas alianzas entre grupos que hasta aquí venían siendo antagónicos. Frigerio candidato y con proyectos de gobernación, es el hecho nuevo que reacomoda todo el escenario de JxC de Entre Ríos.

Está claro que el apoyo de la dirigencia -que demora en aparecer- es un dato importante, pero no determinante en unas PASO en las que vota todo el mundo, a padrón abierto. Por eso es que Frigerio, con su más alto nivel de conocimiento público se presenta como el favorito.

En la vereda de enfrente confían en el efecto que tendrá disponer de una buena base militante para trabajar la elección. Tienen expectativa, por ejemplo, en Paraná y Concordia. Pero además subrayan que nivel de conocimiento no es lo mismo que intención de votos y que a Frigerio no le será fácil despegarse de los cuatro años como ministro de Mauricio Macri. En suma, esperan una elección mucho más competitiva que lo que permiten vaticinar las encuestas que, por ahora, no pueden medir más que el grado de conocimiento público de los dirigentes.

 

 

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad