Lo Último

Intendencia

Crece la interna de Juntos en Paraná

Un grupo referenciado con Frigerio se organiza para disputarle a Gainza la candidatura a intendente. Lo encabeza su rival interna, la diputada Ayelén Acosta, que se mudó a Paraná con ese propósito. Trabajan en sociedad con radicales alineados con Frigerio, donde hay otro candidato, Leandro Brasesco.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

La primera movida pública se dio el 8 de diciembre, cuando la diputada del PRO Ayelén Acosta encabezó el lanzamiento de Compromiso por Paraná, un espacio multicolor dentro de Juntos por el Cambio.

Con el ex concejal Emanuel Gainza (PRO) y el ex varisquista Roberto Sabbioni (UCR) ya lanzados para la intendencia, antes de que termine marzo aparecerá la primera foto de una mesa de conducción de Compromiso por Paraná, que tendrá dos potenciales candidatos: Acosta y el radical Leandro Brasesco, que milita dentro de Evolución, el espacio liderado nacionalmente por Martín Lousteau, con quien Rogelio Frigerio cerró su principal acuerdo electoral para las legislativas de 2021.

También se menciona a una figura de afuera de la política, Marcelo Quiroga, presidente del Centro Comercial e Industrial de Paraná. El administrador del salón Coliseo -muy usado por Juntos para sus actividades de campaña- aparece como una tercera opción con menos posibilidades de desarrollo.

En aquella presentación de diciembre se vio a los diputados Esteban Vitor (PRO) Eduardo Solari (UCR) y Juan Domingo Zacarías (MSE). Además de Brasesco, estuvieron los radicales Ramiro Pereira, que preside la UCR de Paraná y es también miembro de Evolución; el dirigente Jorge Izaguirre, que enfrentó en la interna partidaria a Pereira; el histórico referente local de la Illia, Enrique Susevich; el ex concejal Miguel Rettore, entre otros.

La mayoría de los nombrados milita hoy en el espacio. La primera gran excepción es Vitor, que por años ha venido asociado a Gainza en Paraná. La segunda es Izaguirre, que en la interna pasada jugó con el radical Pedro Galimberti. Ambos asistieron como invitados en diciembre.

Nadie cree que Izaguirre abandone a Galimberti para jugar con Frigerio. Pero en el grupo de la diputada Acosta esperan a Vitor. “Él dice que va a hacer lo que quiera Frigerio. Pero ya sabe lo que quiere Frigerio”, comentan.

Ese es el nudo del asunto. El nuevo espacio que se arma en torno a una posible postulación de Acosta se presenta como un grupo de “confianza” de Frigerio en Paraná. Un activo que, remarcan, no le puede aportar Gainza al postulante a la gobernación.

Reconocen en el ex concejal a un candidato “natural” del PRO, por su extendida militancia en la capital provincial, siempre con el norte de algún día llegar a la intendencia. Y asumen que el declive y la posterior muerte del ex intendente Sergio Varisco, que ostentara el principal liderazgo de Cambiemos en Paraná, le abre la posibilidad de alcanzar ese sueño. Pero advierten que Gainza nunca tuvo una buena relación con Frigerio.

Un pico de ese distanciamiento se produjo en las elecciones nacionales de 2019, cuando el entonces concejal -junto a la ex diputada María Alejandra Viola y con apoyo de Vitor- desafió a la lista acordada, centralmente, entre Frigerio y el radical Atilio Benedetti para llevar como diputados nacionales a Gabriela Lena (UCR) y Gustavo Hein (PRO). Gainza y Viola debieron declinar sus postulaciones luego de que le negaran a su lista el pegado con la fórmula Macri – Pichetto.

Los frigeristas se refieren al episodio de 2019 como un desafío al liderazgo de Frigerio que, aseguran, Gainza se atrevió a sostener porque contaba con el apoyo de Marcos Peña, el enemigo del ex ministro del Interior dentro del gabinete de Mauricio Macri.

Las diferencias ya se habían visto con claridad unos meses antes, en las elecciones provinciales de ese mismo año. Frigerio nunca dio un apoyo explícito a Gainza cuando en abril de 2019 enfrentó a Varisco en la interna de Cambiemos, a pesar de que era el único candidato del PRO.

Aunque para las elecciones de 2021 Gainza retomó el diálogo y juntó votos para Frigerio, los frigeristas dicen que la relación nunca se recompuso. Ni en lo político, ni en lo personal.

En sus primeros pasos de campaña, Frigerio le ha dicho a todos los interesados en la intendencia de Paraná que los acompañará.

“Frigerio va a abrazarse con todos, pero sólo hasta la última semana”, advierten en el entorno de Acosta. Afirman que el postulante a la gobernación va a ir dando señales de por dónde va a venir la bendición, como para que vayan entendiendo y después no le reprochen que no avisó.

 

Las anteriores peleas

El PRO tiene dos concejales en Paraná. Maximiliano Rodríguez Paulin, que responde a Gainza; y Desireé Bauzá, del sector de Acosta.

En 2019, Bauzá ingresa en la lista que Gainza encabeza para la intendencia por un acuerdo, derivado de la declinación de la precandidatura de Diego Dlugovitzky, impulsado por la ex viceintendenta Josefina Etienot y por Acosta. Esa competencia interna en el PRO ponía en riesgo la posibilidad de que Gainza obtuviera el piso de votos necesarios para alcanzar la minoría y con ello pudiera acceder a integrar la lista de concejales de Sergio Varisco que, todos descartaban, se impondría en la interna de Cambiemos de abril de 2019.

Con juntar dos o tres puntos en las PASO, Dlugovitzky podía quitarle lo necesario para alcanzar la minoría del 25% de los votos a Gainza que establecían los estatutos de Cambiemos y el PRO corría el riesgo de quedarse sin nada. Por eso fue Bauzá en la lista. Dlugovitzky, un exdirigente de la DAIA que daba sus primeros pasos en política, se bajó a cambio de la segunda concejal para sus madrinas políticas: Etienot y Acosta.

Cuando Rodríguez Paulin conforma, junto a dos concejales radicales que se apartaron de Varisco (Walter Rolandelli y Francisco Avero), el bloque de Juntos por el Cambio, Bauzá se mantiene en su bloque de PRO.

A todo esto, Dlugovitzky ya había descubierto que su verdadera vocación política estaba en el peronismo: se integró a la gestión de Adán Bahl como subsecretario de Transporte.

En la interna para la conducción del PRO de fines de 2020, Acosta y Gainza fueron en la lista que en el orden provincial encabezó Eduardo Caminal, con el aval de Frigerio. Pero se enfrentan en el orden local.

El sector de Gainza, con el apoyo de Vitor y del exministro de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere, se impuso y llevó a la presidencia del PRO de Paraná a Silvia Campos, delegada del INADI en la ciudad durante la Administración Macri y una pieza clave del equipo del postulante a la intendencia.

Se trató de un resultado esperado, sobre todo tomando en cuenta que Acosta disputaba la conducción del PRO de Paraná viviendo en Escobar, provincia de Buenos Aires y en un año en el que, pandemia mediante, ni siquiera venía a Entre Ríos para participar de su actividad legislativa. Ahora –dicen que a pedido de Frigerio– se mudó, junto a su familia, a la capital provincial, de donde es oriunda.

 

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad