Lo Último

Interna Juntos Paraná

Sabbioni, el primero en salir y en mostrar base militante

Avisó que quería ser intendente a mitad del año pasado. El ex funcionario de las distintas gestiones municipales del varisquismo viene abriendo promotoras en los barrios de Paraná cada semana. Es el único de los precandidatos que está haciendo eso: construir la imagen de un dirigente con bases militantes. Un activo del que pocos pueden jactarse en la interna de Juntos en la capital provincial.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

Es el primer postulante a intendente de Paraná que arrancó su armado electoral, dentro de la UCR. Roberto Sabbioni, del Frente Radical Independiente (FRI), considera que la construcción de una candidatura de este tipo requiere tiempo. Por eso empezó a moverse a mitad de 2021.

“Hay que hacerlo con tiempo. Creemos que esta vez puede haber varios candidatos y si no salimos a la cancha no nos ponemos en consideración con el tiempo suficiente. El marketing es caro y nosotros somos del cuerpo a cuerpo, del mano a mano. El FRI ya lleva casi 22 años de existencia y hemos conseguido formar un equipo importante. Es la primera vez que vamos a pelear una candidatura y va hasta el final esto”, decía en una nota con Página Política del 20 noviembre de 2021.

Cuatro meses después, en Paraná ya hay una media docena de nombres dentro de Juntos por Entre Ríos anotados para suceder al intendente Adán Bahl en 2023. En el PRO está el exconcejal Emanuel Gainza, ya francamente lanzado y la diputada Ayelén Acosta, que por ahora sigue siendo una potencial candidata, dentro de un espacio referenciado provincialmente con Rogelio Frigerio en el que militan también dos radicales con aspiraciones para la intendencia: Leandro Brasesco (de Evolución, la línea de Martín Lousteau) y Marcelo Quiroga (ex funcionario de Sergio Varisco y actual presidente del Centro Comercial e Industrial de Paraná).

En la UCR apareció otra opción radical para la intendencia, la ex jueza de faltas Silvina García, que impulsa el Movimiento de Afirmación Radical, un nuevo grupo dentro de la UCR de Paraná, lanzado a fines del año pasado y en el que militan radicales de distintas extracciones internas, aunque la mayoría proviene del varisquismo.

Todos estos grupos radicales están referenciados con Frigerio. Se espera que el sector de la UCR que provincialmente encabezan Pedro Galimberti y Darío Schneider haga pie en Paraná para disputarle la interna a Frigerio con la postulación a la intendencia de Jorge Izaguirre.

Con Frigerio está también un aspirante a intendente que proviene del peronismo, Fernando Sibulovsky, que en 2019 enfrentó en la interna a Bahl y que, tras la derrota, sufrió la fuga de cuatro de sus precandidatos a concejales que anunciaron su apoyo para las general al candidato radical Sergio Varisco.

 

Lo distinto

Algunos dirigentes de Juntos vaticinan que, con la dispersión que presenta hoy la UCR de Paraná, la interna se terminará polarizando entre Gainza y Acosta, los dos candidatos del PRO.

Sabbioni no opina lo mismo. A los 63 años, el ex funcionario de las últimas tres gestiones radicales (la segunda de Humberto Varisco y las dos de Sergio Varisco, siempre en el área de servicios públicos) entiende que es su turno. Se lo dice a todo el mundo, en público y en privado: “No empezamos a trabajar para amagar, vamos a llegar hasta el final con lo que tengamos”.

Es lo que diría todo candidato que está decidido a jugar, pero también aquel que sólo pretende posicionarse para negociar en mejores condiciones. Así ha venido funcionando por décadas la política y en este armado electoral de JxC esa lógica parece haberse acentuado: para ser tomado en cuenta en cualquier negociación hay que lanzar previamente una candidatura.

Pero Sabbioni actúa como quien tiene aspiraciones de encabezar. Recorre permanentemente la ciudad y cada semana informa sobre la apertura de promotoras de su candidatura. Se jacta de que no le cuesta un solo peso, porque se abren en casas de familia, lo que supone una inserción social importante para un candidato.

Es el único de los aspirantes a la intendencia que está haciendo eso. Con cada foto de promotora nueva que publica, Sabbioni va construyendo una imagen: la de un dirigente con bases militantes. Un activo del que pocos pueden jactarse en la interna de Juntos. Qué hará con ese activo es otro asunto.

A todos con los que habla le dice que está dispuesto a cerrar una alianza con otro grupo, pero que lo tenga a él a la cabeza y que lo complemente en su armado más débil: las cuatro seccionales del centro.

En el reparto territorial del radicalismo, el ex funcionario varisquista tiene presencia en nueve de las 18 seccionales de Paraná, mientras que otros sectores  con los que se alió para el Comité Capital sólo poseen representación en el centro: el montielismo residual de Enrique Carbó y Evolución, la línea nacional que lidera Martín Lousteau, a la que pertenece el presidente de la UCR de Paraná, Ramiro Pereira.

 

Pegado

El alineamiento de Sabbioni con Frigerio fue un síntoma de los problemas que el año pasado tuvo Pedro Galimberti para armar en la compleja interna de la capital provincial. Junto a otros desprendimientos del varisquismo –como el espacio de Ricardo Gutiérrez, por años secretario privado de Varisco– Sabbioni se quedó esperando un acuerdo con Galimberti que nunca se concretó. Tras el cierre de listas terminó sumándose a las filas de Frigerio, a pesar de que pocas semanas atrás había firmado una declaración en contra del candidato “visitante de la provincia, con ideas distintas a nuestros principios”.

Todo ocurrió en un proceso electoral que evidenció la dispersión del varisquismo que, en sus distintas variantes, terminó en la última interna jugando a favor de los intereses de Frigerio. Unos lo apoyaron desde el minuto cero (los concejales Walter Rolandelli y Francisco Avero, el diputado Eduardo Solari); otros terminaron sumándose tras fracasar en el intento de un acuerdo con Galimberti (Sabbioni, Gutiérrez) y otros lo beneficiaron dividiendo el voto radical (la diputada Lucía Varisco, que compitió electoralmente por afuera de JxC, y el ex concejal Carlos González, por dentro de la interna).

Por esos días, Sabbioni explicaba que había decidido jugar con el líder del PRO porque le prometió que no iba a bendecir a ningún candidato a la intendencia. “No se va a meter en la interna de Paraná y va a participar en los actos de todos los candidatos”, decía por entonces el radical.

Para Sabbioni es clave el cumplimiento de esa promesa, que sin embargo ponen en dudas en el espacio encabezado por Ayelén Acosta. “Frigerio va a abrazarse con todos, pero sólo hasta la última semana”, advierten en el entorno de la diputada del PRO.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad