Lo Último

Parana

Primeros nombres para la intendencia

Si las elecciones se desdoblan, las PASO serán en un año. Restarían 10 meses para presentar listas. En JxC hay una decena de nombres para la intendencia de Paraná. En el peronismo, en cambio, todo está más atrasado y gira en torno a lo que hará Bahl.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

La proliferación de nombres no sorprende tomando en cuenta el tiempo que resta, o se presume que resta, para las elecciones provinciales de 2023. Casi todo el mundo supone que el gobernador Gustavo Bordet convocará a elecciones provinciales en forma separada de las nacionales. En tal caso, las primarias serían en abril y las generales en junio de 2023.

Aunque no está confirmado (Bordet tiene tiempo de definirlo hasta fines de año), estaría faltando un año para las PASO entrerrianas. Aunque pueda parecer mucho, hay que tomar en cuenta que en 10 meses –para el mes de febrero– se tendrían que estar presentando las listas de candidatos. Eso implica un tiempo para el armado y la instalación de una candidatura aún menor, si se descuenta el mundial de fútbol (del 21 de noviembre al 18 de diciembre), las fiestas de fin de año y el receso de enero.

Tomando en cuenta estos tiempos, no sorprende que ya haya candidatos lanzados. Pero tampoco puede sorprender que sean tantos, dado que es ya una tradición del armado electoral anunciar una postulación para luego negociar en mejores condiciones un acuerdo con el sector más potente de la interna.

Hay otro dato que tampoco debería llamar la atención: el fuerte contraste entre la decena de nombres para la intendencia que circulan en Juntos para el Cambio y la quietud en superficie de la interna del Frente de Todos.

Es el contraste entre un espacio que viene de ganar las elecciones del año pasado; que tiene al candidato a gobernador más competitivo (Rogelio Frigerio) y, por si no gustara, ofrece alternativas radicales (Pedro Galimberti o Darío Schneider) y un peronismo que viene de sufrir una dura sangría de votos; al frente de un gobierno jaqueado por una inflación sin control que golpea especialmente a su base electoral; inmerso en una interna nacional que paraliza la gestión y que en la provincia todavía no tiene candidato a gobernador.

Todos los incentivos están en JxC, donde cada semana aparecen nuevos nombres para la intendencia de Paraná. Pero se espera que no más de la mitad, o quizá sólo la tercera parte de ellos llegue a las PASO, aun si se mantuviera el impulso de los candidatos a gobernador para que jueguen todos.

Es que pelear en serio por la intendencia no es nada fácil y cuesta plata. Y gobernar Paraná es aún más difícil. No alcanza sólo con las apetencias de poder; se requiere un mínimo de vocación para hacerse cargo de la gestión de una ciudad que –lo demuestra la historia reciente– es muy complicada de gobernar.

Una decena es el número provisorio de nombres que circulan por estos días en la coalición que une a la UCR, el PRO y sectores del peronismo. Se los puede ordenar por su alineación provincial.

 

Con Frigerio

Como postulante a la gobernación, Frigerio prometió acompañar a todos en la campaña, algo que por lo pronto viene cumpliendo. La idea del ex ministro de Mauricio Macri es sumar de todos los rincones de la dispersa interna de la capital provincial.

Eso no necesariamente significa que vaya a pegar su boleta con todos. Algunos lo dan por un hecho; otros lo descartan y hasta argumentan que se necesitaría una reforma de la legislación.

Mientras estos dilemas se resuelven, se ve hoy a dos grupos de postulantes: los que de manera explícita están trabajando para llegar a la intendencia y ya se los puede mencionar como precandidatos, y los que por ahora son sólo potenciales precandidatos, porque aún no expresaron su voluntad de ser, o sólo se los menciona como posibles.

En el primer grupo, hay un macrista, un radical y un peronista.

El ex concejal del PRO, Emanuel Gainza es el que está más avanzado en el trabajo proselitista y en la elaboración de un programa de gobierno que viene planteando desde 2018.

También está francamente lanzado (fue el primer radical en hacerlo, a mitad de 2021) Roberto Sabbioni. El ex funcionario de las gestiones de Humberto y Sergio Varisco viene abriendo promotoras en los barrios de Paraná cada semana y proyecta una primera demostración de su poder de movilización para el mes de mayo.

El peronista lanzado con Frigerio es Fernando Sibulovsky, que en 2019 fue uno de los que enfrentó en la interna del Frente de Todos al actual intendente Adán Bahl, aunque tras la derrota sufrió la fuga de cuatro de sus precandidatos a concejales que anunciaron su apoyo para las general al candidato radical Sergio Varisco.

Estos son los tres postulantes referenciados con Frigerio ya lanzados hasta la fecha.

Hay tres más que, por ahora, permanecen en el estatus de potenciales candidatos. Los tres están compartiendo un mismo espacio, que demora en presentarse en sociedad pero que ya tiene nombre: Juntos por Paraná.

Se trata de un grupo referenciado con Frigerio que se organiza para disputarle a Gainza la candidatura a intendente. Lo encabeza su rival interna en el PRO, la diputada Ayelén Acosta.

El postulante radical del espacio es Leandro Brasesco, que milita dentro de Evolución, la línea liderada nacionalmente por Martín Lousteau, con quien Frigerio cerró su principal acuerdo electoral para las legislativas de 2021.

Y el tercer aspirante, aunque con menor volumen político es Marcelo Quiroga, ex funcionario de Varisco pero sin desarrollo político en el radicalismo. Preside el Centro Comercial e Industrial de Paraná.

 

Con Galimberti y Schneider

El sector que enfrenta a Frigerio en la interna no tenía postulantes a la intendencia de Paraná hasta la semana pasada. Ahora, Pedro Galimberti y Darío Schneider (uno de los dos será el candidato que enfrente a Frigerio en la interna provincial) tienen dos.

Este domingo expresó su voluntad de ser precandidato Gustavo Curvale, un histórico de la corriente Illia de Paraná que el año pasado se separó del grupo. Curvale ya fue precandidato a intendente en las PASO de 2019 y quedó tercero detrás de Varisco y Gainza.

Este lunes oficializa su postulación Jorge Izaguirre, excandidato a presidir el Comité Capital en la última interna. En este caso se anuncia la presencia en el lanzamiento de Galimberti y Schneider para presentar Paraná Cambia, la pata local de Entre Ríos Cambia. Para el mes de mayo, además, se anuncia la apertura de una sede propia en la capital provincial.

Bajo esta referencia provincial hay también potenciales candidatos. La más destacada es la diputada Lucía Varisco, a quien el sector siempre vio como una posible aliada para 2023, a pesar de que en 2021 jugó por afuera de Juntos por el Cambio, como candidata a diputada del partido Fe. Esa es una de las razones por las que se ha evitado su separación del bloque en la Cámara de Diputados, a pesar de sus durísimos ataques al PRO y a Frigerio.

 

Sin referencia provincial

Entre los que mencionaron su voluntad de disputar la candidatura a intendente de JxC hay otra radical, también proveniente de la matriz varisquista: la ex jueza de faltas Silvina García, una propuesta localista, que no reconoce referencias provinciales.

 

 

Frente de Todos

El panorama es muy distinto en el Frente de Todos. Su condición de oficialismo tanto en la ciudad como en la provincia y la nación explica, en buena medida, esa quietud que se observa en la superficie de la interna peronista, en comparación con lo que ocurre en JxC.

Aquí todo está más atrasado, como si las elecciones provinciales no se fueran a separar de las nacionales y no faltara un año, sino un año y medio para las PASO. Pero lo que ocurre es que restan muchas definiciones importantes, desde –como ya se dijo– una claridad del rumbo del gobierno nacional para salir de la crisis, resolución de la interna nacional mediante, hasta la definición de candidaturas a gobernador y reglas de juego de la interna.

En este marco tan incierto, lo más importante en la interna de Paraná pasa por lo que hará el propio intendente: buscar la reelección o ir por la gobernación.

La postulación de Andrea Zoff para la sucesión, en el caso de que Bahl opte por la gobernación, cae bien en el círculo cercano del intendente porque ven que la presidenta del Concejo Deliberante no le disputa territorialidad dentro del espacio.

A diferencia de otras épocas, el peronismo de Paraná se muestra más integrado. La mayoría de los grupos históricos (el sector de José Carlos Halle, el de José Cáceres) están contenidos en el proyecto de Bahl, que incluso mantiene una buena sintonía con el ala más kirchnerista, como el que expresa La Cámpora, o la diputada Blanca Osuna.

El sector que se muestra más activo para la interna es el que lidera el diputado Julio Solanas, que no tiene participación en la gestión. El nombre que suena es el del ex diputado Gustavo Guzmán. Pero todavía falta.

Se presume que si Bahl habilita la interna con el propósito de sumar, también podrían jugar el hallismo y el sector de Cáceres. Dependerá también de si llega la tan prometida representación de minorías para la interna, que la conducción del PJ puede fijar por una simple resolución ad referéndum del congreso partidario.

Una postulación de Bahl a la gobernación volvería más competitivos a los postulantes peronistas para la intendencia.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad